PROACTIVIDAD Y TECNOLOGÍA PARA LA LOGÍSTICA DE HOY

0
53

Por Janan Knust, Founder & CEO KLog.co

Llevamos meses viviendo, hablando y actuando frente a una congestión en los principales puertos del mundo que ha impactado bruscamente en el transporte marítimo. Una serie de sucesos sociales y naturales han confluido para que las cargas tarden más tiempo en llegar y que el costo por traerlas sea cada vez más alto. 

Por otra parte, los nuevos modelos de consumo en el contexto del boom del eCommerce han resaltado la importancia de la logística para satisfacer las necesidades de los consumidores, tanto en la primera como en la última milla, obligando a los actores del rubro a madurar y profesionalizarse cada vez más, empujando hacia la tecnología, la integración, el uso de data para tomar mejores decisiones y promoviendo nuevas plataformas logísticas que velan por la calidad de un servicio simplificado y profesionalizado.

Puede pasar desapercibido, pero debemos mirar con orgullo como a pesar de que esta industria se ha visto afectada como nunca antes en su historia, el rubro del transporte y la logística continúa innovando y dando movimiento a la economía en el mundo entero. Y es que según el reporte mensual del Servicio Nacional de Aduanas, el comercio exterior chileno concretó un intercambio comercial de más de USD 125.201 millones para el período entre enero y septiembre de este año, lo que se tradujo en un alza del 40,1% en comparación al mismo período del año pasado.

En este sentido, está claro que los desafíos que hemos vivido nos han ayudado a quienes creemos en la digitalización y el empuje de las nuevas tecnologías a acelerar esta tendencia, a poner la conversación sobre la mesa y acentuar lo importante de ser más proactivos y menos reactivos.

No podemos esperar a que factores externos empujen nuestra visión. Es decir ¿Por qué esperar a que un trámite no se pueda hacer de forma presencial para adoptar una solución digital? Cuando en la práctica, debiéramos ser nosotros -quienes estamos involucrados en el día a día- los catalizadores de innovación para el mejor vivir de todos. Si creemos que es más eficiente digitalizar un proceso peleemos por ello, ya que de seguro traerá frutos para quien lo impulsa, pero claramente también los traerá para todo el resto que nos compete.

Debemos ser más atrevidos y más audaces, tanto en plantear soluciones como en escucharlas e implementarlas. Debemos ser nosotros también quienes sepamos a quienes apuntar para que esos cambios ocurran en tiempo y forma, y, de esa manera, podremos aportar desde nuestra vereda al desarrollo del país y la región.

Estos últimos años han sido de grandes enseñanzas y desafíos para nuestro rubro, pero también de grandes responsabilidades. Hoy nuestra más grande responsabilidad es introducir ahora una logística que debió llegar en los años por venir.