EMPORIO Y TOSTADURÍA DON CHAMI: EMPRENDIMIENTO FAMILIAR QUE YA ES TRADICIÓN EN PANGUIPULLI

0
72

Una compleja situación familiar derivó en la creación de un prometedor emprendimiento en la ciudad de Panguipulli. Corrían los albores del año 2000, cuando don David Contreras Sáez decidió iniciar un negocio dedicado a la venta de productos de repostería, especias y condimentos, con el objetivo de generar ingresos extras para poder ayudar a sus sobrinos Ivonne y Marcelo, padres de una hermosa niña afectada por una enfermedad compleja y con bajos pronósticos de vida.

De esta manera nace “Emporio y Tostaduría Don Chami”, proyecto que al poco tiempo fue teniendo un reconocido éxito, generando ingresos suficientes para pagar sueldos, proveedores, arriendos y sobre todo para suplir todo lo relacionado a los tratamientos, viajes y consultas médicas  de la pequeña niña. “Este negocio lo aprendí mientras trabajaba en Santiago, y a pesar de tener otras ocupaciones, nunca pensamos en que nos iría tan bien”, expresa el empresario.

Ya en el año 2004 se comienza a procesar y envasar productos y frutos secos, principalmente la avellana chilena, con la cual de alguna forma se le dio “el palo al gato”, según expresa don David, logrando bastante demanda, tanto en ventas al por mayor como al detalle. Junto a otros frutos y especias, la avellana se convirtió en su producto estrella, llegando al día de hoy a procesar 30 mil kilos aproximadamente por temporada, y con perspectiva de ir creciendo a futuro, ya que actualmente hacen envíos desde Santiago a Punta Arenas.

“El crecimiento de este negocio fue exponencial. Con ello logramos nuestro objetivo de apoyar a nuestros sobrinos por el complejo momento que estaban pasando, y entre medio logramos educar a nuestros hijos en la universidad, siendo los primeros en titularse de profesionales, todos oriundos  de una gran familia obrera y sencilla de esta región. En estos momentos, pese a procesar una gran cantidad de toneladas de avellanas, estamos al debe con muchos clientes, por lo que esperamos aumentar la capacidad de proceso”, dice don David.

Actualmente, el emporio cuenta con una gran variedad de productos destinados a una alimentación sana, sustentable, con sabores tradicionales del sur, insumos para repostería e incluso se arriesgó en el negocio del pellet, siendo la venta de avellana tostada su gran nicho. “La avellana se le adquiere a productores locales, quienes vieron una oportunidad con nosotros al contar con poder comprador. Vendemos por sacos de 25 kilos, procesadas con nuestras máquinas donde se les da el tostado, pre cocido, selección manual y separación de la cascara”, explica don David, quien trabaja en su local con dos personas más, y en temporada de proceso de las avellanas cuenta con cuatro trabajadores.

Apoyo del Centro de Negocios Sercotec 

Para don David, la utilización de plataformas digitales de comercialización y difusión de sus productos siempre fue un desafío, y gracias a la ayuda recibida en el Centro de Negocios Sercotec pudo adaptarse a los nuevos tiempos y formas de vender. “Fue hace alrededor de cinco años que supe de la ayuda que ofrecen estos Centros, participando de algunos talleres y charlas, y recibiendo la visita de asesores a mi local”, relata el empresario.

Gracias al apoyo del Centro, don David pudo postular a algunos fondos que le permitieron la adquisición de máquinas e insumos necesarios para su emprendimiento. “El asistir a charlas y talleres me sirvió para reforzar algunos conocimientos que había aprendido de forma autodidacta, y de esta forma pude aprovechar aún más dichas habilidades, aplicando técnicas de venta, marketing y otros elementos”.

Por todo lo aprendido, don David hace un llamado sobre todo a los jóvenes a que se acerquen a los Centros de Negocios de Sercotec, lo que facilitará la implementación de sus proyectos. “A nosotros nos costó muchos años poder lograr lo que tenemos, sin ayuda de nadie, y por lo mismo recomiendo al mundo joven a atreverse y aprovechar la ayuda que ahora está disponible para sus emprendimientos”.

Para mayor información, pueden visitar su perfil en Facebook “Emporio y Tostaduría Don Chami”, o bien comunicarse al fono +56993323571, o acercarse a su local ubicado en Pedro de Valdivia #100, en Panguipulli.