INNOVACIÓN CHILENA PERMITE CONVERTIR DESECHOS EN FERTILIZANTES EN MENOS DE 1 HORA

0
50

El catalizador TCAS – CATA acelera los procesos naturales de transformación de la materia orgánica en nutrientes que usualmente tardan alrededor de 4 meses, eliminando a su vez los gases de efecto invernadero. 

La erosión de los suelos es un problema ambiental que afecta al mundo entero. Los eventos climáticos extremos, la deforestación, las operaciones mineras y los incendios forestales, entre otros aspectos, impactan de manera permanente la fertilidad de la tierra. De hecho, de acuerdo a recientes publicaciones, en la actualidad se pierden 36 hectáreas de suelo por minuto en el planeta. En Chile, en tanto,  el desierto avanza hacia el sur a un ritmo aproximado de 3 kilómetros por año y  la mitad del país está erosionado, es decir, son suelos no productivos. 

Hacer frente a esta problemática, y enfrentar también escenarios de crisis con altos índices de contaminación,  fue el motor de la compañía chilena Tequia para crear el nuevo catalizador, TCAS – CATA, capaz de desarrollar fertilizantes para suelos agrícolas a partir de cualquier desecho orgánico. Así, esta innovadora apuesta acelera  los procesos naturales de transformación de la materia orgánica en nutrientes, que luego sean aprovechados para el crecimiento de vegetación en zonas erosionadas o para potenciar suelos pobres en nutrientes. En concreto, gracias a su uso, el período de transformación que usualmente toma 4 meses se reduce a menos de 1 hora, ya que funciona a temperatura ambiente sin requerir temperatura específica para conseguir los resultados. A su vez el mecanismo tiene un impacto directo en el medioambiente, al eliminar la emisión de gases de efecto invernadero. 

El desarrollo, que tomó casi 15 años  y estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario de la compañía, ya demostró su eficacia al contener el desastre ambiental de varazón de sardinas en Arauco y Laraquete en Febrero 2021. En Octubre del mismo año, en tanto, fue clave para resolver, los problemas de rellenos sanitarios en Curanilahue. “Lo más interesante es que aplicando una base científica logramos inhibir la fermentación de la materia orgánica descompuesta y evitar efectos negativos como la emanación de gases y malos olores. Eso nos hace únicos”, puntualizó Iván Vega, CEO de TEQUIA añadiendo que la percepción de menos olores desagradables, cuando el producto es aplicado en concentraciones correctas,  se percibe casi instantáneamente. “Hoy estamos en condiciones de desarrollar fertilizantes a partir de cualquier desecho de la industria, incluso molienda de pescado, cambiando el rumbo de estos desechos y beneficiando los suelos de uso agrícola a partir de la economía circular”, aseguró Vega.

A la fecha, TCAS – CATA ha hecho posible la recuperación de cientos de hectáreas de suelo quemado por incendios forestales a nivel nacional y se está haciendo un activo seguimiento de los resultados en el fundo San Osvaldo en Arauco, lugar donde se dispusieron los residuos orgánicos de la varazón de sardinas de Laraquete. Tal ha sido el éxito de esta solución que, además de estar en vías de ser comercializada en Australia y Europa, se presentó su versión para uso domiciliario que permite tratar alrededor de 50 kg de materia orgánica y puede aplicarse como solución nutricional, potenciador de compostera o enmienda orgánica húmeda.