LA RENOVACIÓN TECNOLÓGICA DEL MERCADO ASEGURADOR CHILENO

0
68

Por Fernando López Orlandi, 

Gerente Regional de Ventas de Charles Taylor InsureTech

La transformación digital es un proceso que se viene desarrollando desde hace unos años en todos los sectores económicos. El sector asegurador no ha sido ajeno a esta realidad, que desde inicios del año pasado ha visto una importante aceleración, en parte producto de la evolución natural de la cultura de este sector, pero en parte también al impacto que ha tenido la pandemia en las diferentes actividades.

El aislamiento social o la denominada “cuarentena” han dado impulso a dos vectores que resultan preponderantes a la hora de pensar la relevancia de una buena estrategia digital: el teletrabajo y el mayor consumo online.

El teletrabajo y el trabajo a distancia han sido una respuesta natural de las organizaciones empresariales a la pandemia. Lo que era una relación incipiente, incluso reservada para algunas actividades económicas, pasó a ser una relación laboral mucho más amplia. De hecho, según el boletín complementario Covid-19 de la Encuesta de Remuneraciones y Costo de la Mano de Obra, período febrero 2021 – mayo de 2021que publica el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, el 32,3% de las empresas contaban con modalidades de trabajo a distancia al mes de mayo de 2021.

Es una realidad que han vivido, y están viviendo, muchas de las aseguradoras que operan en el mercado local, motivo por el cual los sistemas de gestión o sistemas “core” de las compañías han sido testeados en su máxima expresión, requiriendo cubrir todas las áreas de la organización, posibilitando su interacción e incluso su flexibilidad – ni hablar de su robustez – y, naturalmente, pensando en las necesidades presentes y futuras en materia de comercialización.

Esa prueba de fuego que ha resultado el Covid-19 en los sistemas de las compañías de seguros ha estimulado el recambio tecnológico en el mercado, algo que observamos desde Charles Taylor, como especialistas en seguros y proveedores “world class” de tecnología para el sector, debido a la creciente demanda e interés por nuestro sistema core para aseguradoras, llamado INSIS, con varios proyectos en implementación en Chile y en el resto de la región.

El segundo factor que promueve la renovación tecnológica del seguro en Chile, y en todo el mundo porque no es sólo una realidad local, es el crecimiento del consumo online. En el caso puntual de Chile, vale citar algunos datos que surgen de un informe de la consultora BlackSip y que nos brindan una dimensión del consumo digital en este país:

  • La mayoría de los países de la región tienen una tasa de penetración a internet superior al promedio mundial, siendo Chile el país que lidera dicha penetración con el 80%, que representa unos 15,7 millones de usuarios.
  • Mercado Libre Chile tuvo un crecimiento del 125% de las órdenes realizadas entre febrero y mayo de 2020, superando a cualquier otro país de la región. Esto habla de la mayor propensión de los consumidores chilenos a los medios digitales.
  • El comercio electrónico del sector de servicios financieros durante el primer semestre del 2020, comparado con el mismo período del año anterior, creció un 55%.

Este escenario no es ajeno al mercado asegurador que aceleró desde el año pasado su proceso de digitalización tanto para la venta como para la administración de estas, y esto alcanza no sólo a las aseguradoras sino también a los canales de intermediación. 

De hecho, podemos destacar que dos de los brokers internacionales más relevantes están adoptando en estos momentos Inbroker, nuestro sistema core de administración de intermediación de seguros, específico para brókers; y, que desde Falabella Chile se ha comenzado a implementar, en el marco de un programa de renovación tecnológica integral, tanto Inbroker como Smartix (esta última es una solución integral para el desarrollo de la venta digital de seguros) para la operación local y las de Perú y Colombia.

Está claro que el mercado asegurador chileno evoluciona hacia una nueva etapa de su transformación digital y que la misma se ha acelerado producto del contexto sanitario. Decisiones de tamaña relevancia para la organización deben ser bien pensadas porque se trata, ni más ni menos, que de garantizar las operaciones diarias y el futuro de uno de los sectores económicos más relevantes para la economía de un país y para la tranquilidad de una sociedad. Poner en manos de especialistas este tipo de decisiones e implementaciones, siempre es un buen punto de partida.