ALIANZAS ESTRATÉGICAS PARA EL CRECIMIENTO SOSTENIBLE DE LA INDUSTRIA EN LA REGIÓN

0
60

Tony Fernández-Stoll, gerente de AMD en América Latina.

De cara al 2022, donde las empresas comienzan a evaluar sus inversiones del año y considerar sus presupuestos para el siguiente, hacemos un recuento de lo que han sido estos casi dos años de pandemia que han potenciado el crecimiento acelerado hacia la transformación digital del sector público y privado en gran parte del mundo. En el cual destaca América Latina como una región en la que empresas multinacionales siguieron apostando por su crecimiento y donde empresas locales hicieron grandes y exitosas inversiones en tiempos críticos. 

Por ejemplo, en Chile y Colombia se han anunciado grandes proyectos de Data Center de Google y Oracle. Por otro lado, la implementación del 5G está llegando a países como Perú, Colombia, Chile y Argentina, posicionando a la región a la par con tecnologías altamente competitivas para los negocios de hoy.

Para esto las empresas, tanto las que brindan servicios tecnológicos como los que invierten en ellos, deberían tener en consideración buscar las mejores inversiones que le permitan comprometerse con la sostenibilidad económica y medioambiental de la región.

Según un reciente estudio de tendencias de Deloitte, pronto debería haber una mayor sinergia entre el área de finanzas y el futuro de las TI, y mayores inversiones en arquitectos tecnológicos. Las razones de la primera son el apoyo a la innovación, ya que las empresas financieras ofrecen este apoyo para que otros puedan buscar e invertir en desarrollos tecnológicos. La segunda contribuye directamente a esta evolución, ya que la arquitectura es una parte esencial del desarrollo digital, preparada para satisfacer varias demandas nuevas y ofrecer un mejor rendimiento. De esa manera, los recursos podrían ser invertidos de manera más eficiente para el desarrollo del negocio, sobre todo frente a un futuro escenario de recesión por estos dos años de pandemia. 

Paralelamente, la tecnología debe seguir guiándose por los debates sobre el desarrollo sostenible. En julio de 2021 se celebró una nueva edición del Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas, centrado en la recuperación sostenible post-pandemia de Covid-19 y su contribución a la realización de la Agenda 2030. En el contexto tecnológico, las empresas tendrán que invertir para ofrecer soluciones con mejores condiciones de sostenibilidad, incluyendo el ahorro de energía, la reducción de la emisión de contaminantes y la eliminación de materiales tóxicos. 

Por otro lado, es imperante que las empresas que producen hardware y equipos se comprometan con el desarrollo sostenible y que, no solo se preocupen por el rendimiento, sino también por el equilibrio medioambiental.  Bajo esta premisa es que AMD anunció un nuevo objetivo para 2025, que consiste en ofrecer un aumento de 30 veces la eficiencia energética en sus procesadores usados en programas de entrenamiento de Inteligencia Artificial (IA) y Cómputo de Alto Rendimiento (HPC).

Con estos cambios, AMD supera el rendimiento de eficiencia energética de la industria en estas áreas clave en un 150%, en comparación con el período anterior de 5 años, lo que ahorra miles de millones de kilowatts hora de electricidad y reduce la energía necesaria para completar un cálculo único en un 97% durante cinco años. De esta manera, invitamos a nuestros socios de negocios y clientes a reducir el consumo de energía y, por lo tanto, reducir sus impactos en el medio ambiente. 

Ante este escenario medioambiental, es posible identificar nuevas oportunidades y caminos a explorar por el mercado este año. En todos los países, discernir las necesidades y las lagunas que se abren en este momento es la clave para promover las inversiones y recoger los frutos de esta planificación estratégica. Todo ello, contribuyendo al desarrollo tecnológico, además de la salud económica, con menores impactos en el ámbito medioambiental.