CERVECERÍA TÜBINGER INAUGURA SU NUEVO “TAP ROOM”

0
63

Con una capacidad que supera los 100.000 litros, Cervecería Tübinger sigue rompiendo esquemas. Y es que ahora lo hace inaugurando la nueva Tübinger Tap Room, un espectacular bar cervecero en Pirque, que promete convertirse en el lugar de destino favorito para todo amante de este brebaje. 

Puede recibir hasta a 200 personas ya que cuenta con todas las condiciones sanitarias que lo permiten, provee una carta que complementa sus cinco variedades: Summer Ale, Pale Ale, Irish Red Ale, Hoppiness IPA y Tübinator (Strong Dark Ale), además de todas las experimentales de edición limitada que sacan periodicamente.

Música en vivo, un increíble cóctel y, por supuesto, las variedades de Tübinger fueron los protagonistas de una noche en que los asistentes gozaron de las novedades que contó la marca para 2022.

“Estamos muy entusiasmados con la apertura de este nuevo Tap Room. Sabemos que será un lugar de encuentro y culto para los amantes de Tübinger, donde podrán visitar los tours y acceder, de forma casi mensual, a las ediciones limitadas con las que estaremos experimentando aquí en la planta”, afirma Jaime Ojeda, gerente de Producción y Operaciones de Cervecería Túbinger. 

Cómo llegamos a #laVidadelOso…

Esta aventura comenzó en 2007 en Farellones, cuando Christoph Flaskamp, con un sueño de tener su propia cervecería artesanal, decidió homenajear a la ciudad alemana en la que él y su padre estudiaron – “Tubinga”-, y creó este brebaje llamado “Tübinger” como el gentilicio de quienes viven en aquella ciudad universitaria.

Ya en 2011 se sumó el empresario gastronómico Martin Flannery al proyecto, iniciando la construcción de una planta microcervecera en El Principal, Pirque. En septiembre de 2013 partieron con una capacidad de 25.000 litros, cuando abrieron la Cercevería en Pirque, hasta llegar a una capacidad instalada que superó los 100.000 litros en 2019, siendo una de las cervecerías artesanales chilenas con mejor calidad de los últimos años. Varios premios y reconocimientos, tanto locales como extranjeros, lo acreditan. ¡Salud!