CHILENOS CREAN MODELO DE NEGOCIOS QUE DERRIBA LAS BARRERAS DE FINANCIAMIENTO UNIENDO A PYMES Y GRANDES EMPRESAS

0
53

La fórmula de Finmas consiste en “unir puntas” entre los grandes corporativos y sus proveedores e inversionistas, para intermediar el pago de facturas sin papeleo, de manera oportuna y con tasas que pueden llegar al 0,2%.

Hace cuatro años, los emprendedores chilenos Felipe Nannig, Alfonso Álamos y Felipe Silva, se juntaron para dar vida a un sueño: crear un sistema que fuera capaz de dar acceso al mercado financiero a las pymes y anticipar el pago de facturas con tasas competitivas y convenientes para todos. Y lo lograron. 

La fórmula de Finmas, corredora de bolsa que opera en la Bolsa de Productos de Chile (BPC), consiste en ser intermediarios entre las grandes empresas y sus proveedores pyme, “uniendo puntas” entre ambos y llegando de forma rápida a las facturas de las pequeñas y medianas empresas. 

Para lograr esta simbiosis, Finmas toma contacto con los CFO, Tesoreros de las grandes empresas o gerentes de RSE. Una vez acordada la alianza de Pronto Pago, obtienen los datos a través del “gran corporativo”, contactando a los proveedores para gestionar el pago de facturas, eliminando el riesgo operativo, y financiando a la Pyme según el riesgo financiero del corporativo. 

“Todo empieza por la toma de conciencia de la gran empresa. Una vez que eso pasa y en el momento en que una pyme decide gestionar una factura con nosotros, ésta se sube a remate público en la plataforma de la BPC, la que a su vez es regulada por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), garantizando la transparencia del proceso”, explica Felipe Nannig, CEO y fundador de Finmas. 

En esa instancia, los inversionistas pueden ver la factura con un precio es absolutamente transparentado, y ésta se paga en un máximo de tres horas, evitando retenciones o períodos sin retorno para la pyme. “En este proceso, eliminamos todo lo que encarezca o dilate el proceso del financiamiento, con tasas equitativas puestas por el mercado”, advierte el ejecutivo.

Al mismo tiempo, Finmas cuenta con una alianza estratégica con la plataforma nacional Xepelin, cuya tecnología permite a la pyme acceder a su salud financiera, evaluar su ritmo de ventas, su crecimiento, entre otras variables que con el factoring o entidades bancarias impedían. “En pantalla, pueden enrolarse en rápidamente con cualquier dispositivo electrónico, ver y cotizar sus facturas en línea, así como sus deudas en Dicom y otros datos importantes”, cuenta el ejecutivo.

Todos ganan

Desde la pandemia, el mundo empresarial tomó conciencia y se dio cuenta que, al igual que ocurre con las leyes de la naturaleza, todo es un ciclo, en el cual grandes y pequeños se necesitan para subsistir. Por ello, son cada vez más aquellas que se preocupan no solo por generar buenos números, sino que también mantener una buena relación con sus proveedores mediante condiciones justas para apoyar su sobrevivencia.

Si bien durante los últimos dos años en Chile se han impulsado iniciativas públicas como el crédito Fogape, no todas las empresas pudieron acceder a él. En el caso de las pymes, los bancos les pedían muchos requisitos.

“El principio básico del nuevo método de financiamiento es todo lo contrario: la equidad. Así, empresas que operan con facturas de 10 mil pesos, tienen las mismas condiciones que una empresa grande que lleva diez años de vida, con tasas que pueden llegar incluso hasta el 0,15% y 0,2. En el caso de las grandes empresas, con esta innovación simplifican sus tesorerías y disponen de más tiempo para las actividades propias de sus negocios, dejando la tarea de pagos a este intermediario”, argumentan desde Finmas. 

Al operar en un mercado transparente y visible, y al ser empresa B certificada, la firma nacional apuesta por entregar rentabilidad tanto en el ámbito económico, social y medioambiental. Esas tres variables pueden convivir y no solo generar valor a las personas, sino también a la sociedad, a corto, mediano y largo plazo. 

“El mercado de pronto pago ha evolucionado hacia alternativas que permitan realizar los trámites de forma online y sin papeleo de por medio, ya que se asegura un financiamiento rápido y oportuno, además de ser una solución amigable con el planeta”, advierte Nannig.

Así, el modelo ha permitido transar la mayor cantidad de facturas en el país, beneficiando a miles de empresas, de las cuales el 85% son precisamente pymes. A la fecha mantienen alianzas con más de 45 grandes empresas, y ya están explorando expandirse a países como Colombia, México y Perú. 

El caso de Agrosuper

Agrosuper fue la primera gran empresa en generar una alianza permanente con Finmas a través de la Bolsa de Productos de Chile, con el objetivo de democratizar el acceso de sus proveedores al mercado financiero, con lo cual no solo favorecen al ecosistema de pymes que trabajan con ellos, sino que también han logrado fidelizarlas mediante un trato justo y equitativo. 

Este año han financiado más de 18 mil facturas, que en promedio están en torno a los 3 millones de pesos, es decir, empresas del segmento pyme. Así, a la fecha, han financiado más de 70 mil millones entre cientos de proveedores. 

“La colaboración de los corporativos es clave para apoyar el segmento pyme en nuestro país. A través de prácticas como la alianza que tenemos con la Bolsa de Productos de Chile, hemos podido apoyar a nuestros proveedores y entregarles herramientas de financiamiento equitativas. Finmas es uno de los corredores que participa del convenio y hoy representa el mayor volumen de atención a nuestros proveedores pymes”, comenta Juan Pablo Herreros Subgerente de Finanzas de Agrosuper.