MÉDICO CHILENO ES DESTACADO COMO UNO DE LOS 100 INNOVADORES 2021 DE BLOOMBERG

0
123

El Dr. Alberto Rodríguez Navarro fundó hace más de 7 años Levita Magnetics, considerada hoy una de las empresas de robótica quirúrgica más importante a nivel mundial. Basada en Silicon Valley, Levita acaba de comenzar una ronda de levantamiento de capital por US$ 25 millones, la más grande que haya realizado una empresa para el sector medicina en Chile. 

Destacar a quienes desafían los modelos tradicionales y se atreven con nuevas ideas es el objetivo del ranking de los 100 innovadores 2021 de Bloomberg, que en esta edición incluyó al cirujano chileno Dr. Alberto Rodríguez Navarro, fundador de Levita Magnetics, dentro de los referentes. La compañía nació en 2013 y marcó todo un hito al desarrollar cirugía magnética, tecnología en la que un sistema de dispositivos permite mover órganos en el abdomen desde afuera con un imán. Desde ese entonces su crecimiento ha sido exponencial, demostrando que esta innovación es efectiva a la hora de buscar beneficios para el paciente, dado que disminuye el numero de incisiones, el dolor, el tiempo de recuperacion y las cicatrices. 

Ese avance, que fue la primera tecnología nueva para cirugía creada en Latinoamérica en ser aprobada por la FDA, evolucionó en 2021 al combinar cirugía magnética con robótica para desarrollar el robot Levita: una disruptiva y nueva plataforma que va a  cambiar la forma de hacer cirugías abdominales a nivel mundial, incluidas intervenciones de vesícula, obesidad, apéndice, colon y ginecológicas, entre otras.

Con más de 4 mil cirugías realizadas con el primer producto y una inversión acumulada de US$ 20 millones, entre inversionistas chilenos y norteamericanos, el foco en 2022 estará puesto en conseguir la aprobación del robot Levita por parte de la FDA y en concretar la primera etapa de la entrada comercial en Estados Unidos. Para eso, han comenzado una nueva ronda de levantamiento de capital por US$ 25 millones, la más grande que haya realizado una compañía para el sector medicina en Chile. El objetivo es que por primera vez un fondo de inversión norteamericano reconocido en el área de Medtech lidere esta ronda y las expectativas son que inversionistas locales también puedan participar. Levita además quiere cambiar una realidad desfavorable que han sufrido otras start ups relativa al bajo compromiso de inversionistas chilenos, por eso reforzarán también dichas gestiones. 

En paralelo, se está llevando a cabo en Chile el ensayo clínico de validación de la nueva plataforma robótica. Los resultados en los casi 30 casos han sido extremadamente satisfactorios y han comprobado el triple impacto del uso del robot: beneficios para el paciente, ya que disminuye las incisiones, con el efecto de menor dolor, recuperación mas rápida y menos cicatrices, impacto positivo para el cirujano, al contar con una mejor visualización y control de los instrumentos, y para la clínica u hospital, pues permite maximizar el uso del personal en pabellón, siempre escaso, y a la vez ofrecer una mejor experiencia para los pacientes.

En cuanto a los proyecciones 2022, son enormemente ambiciosas. Por un lado, apuntan a obtener la aprobación de la FDA para el robot y además la meta es duplicar el número de procedimientos acumulados en tres años, en sólo 12 meses, es decir concretar 4 mil nuevas cirugías. Para eso, ya tienen cartas de interés para contar con el robot Levita de los más prestigiosos centros médicos en Estados Unidos, como son la Cleveland Clinic, Duke University, y el Houston Methodist, entre otros. Junto con eso, comenzarán a sentar las bases del primer centro de investigación en Robótica e inteligencia artificial en Chile. Finalmente, la idea es comenzar a preparar la empresa para una futura salida a la bolsa en EE.UU. 

Sobre el alcance de la innovación, el fin es que el robot Levita se utilice en todos los pabellones a nivel mundial.  En Chile, el objetivo es contar con este robot en el sistema publico, dado que ahí es clave aumentar la eficiencia del sistema considerando las amplias listas de espera. A su vez, ya están evaluando comenzar con operaciones en Brasil y México, pues la idea es demostrar en Latinoamérica el alcance global de esta nueva manera de hacer cirugías.