CAP COOL MERINO: EL USO DE LANA RESPONSABLE PARA PRÁCTICAS DE DEPORTES OUTDOOR

0
95

Este material ofrece a aquellos amantes de deportes outdoor como trekking, trail running o montañismo, regulando de manera natural la temperatura gracias a la aplicación de lana merino.

Ya estamos de lleno en la temporada verano 2022 en nuestro país, y por lo mismo, los deportes outdoor de la época estival se potencian y crecen en su práctica. De esta manera, los amantes de la naturaleza y de deportes como trekking, trail running o montañismo, están ávidos de elementos que hagan de su experiencia algo cada vez más cómodo. Pero no sólo se trata de comodidad. También de la procedencia y calidad del producto.

Por lo mismo, es interesante lo que propone la marca outdoor Patagonia al presentar las poleras técnicas Cap Cool Merino, una alternativa innovadora de este tipo de prenda que tiene la habilidad de mantener fresco a quien la usa, gracias al desempeño natural de la lana merino. Y es que las bondades técnicas de esta lana son especiales también en temporada veraniega, pese a que mucha gente pueda pensar que la lana es solo para el frío. 

“Las poleras Cap Cool Merino están hechas con un 65% de lana merino, que ofrece una regulación natural de la temperatura y resistencia a los olores. Esto se combina con un 35% de poliéster reciclado, para dar mayor durabilidad y menor tiempo de secado. De esta forma, estas poleras absorben la humedad, se secan rápido y están hechas para manejar el calor. Dan comodidad cuando estás dándolo todo y en condiciones temperadas súper calurosas”, explica Macarena Sánchez, Directora de Marketing & Enviro de Patagonia Chile. 

Lana responsable (RWS)

Cabe destacar que, en este proceso y posterior producto, se aplica el estándar de Lana Responsable (RWS) que entrega una oportunidad a los granjeros de todo el mundo de demostrar al público sus mejores prácticas. Además, es un medio para que las marcas y los consumidores tengan la certeza de que los productos de lana que compran y venden se ajusten a sus valores.

“El RWS es un estándar global voluntario que se centra en el bienestar de las ovejas y de la tierra en la que pastan. Así, proporciona una verificación de las prácticas que se están produciendo a nivel de granja, dando a las marcas una solución clara que les permite hacer declaraciones con confianza sobre la procedencia de la lana que usan. El estándar ha sido desarrollado por un grupo de trabajo internacional a través de un proceso abierto y transparente”, explican desde Control Union Certifications.

Por su parte, el Estándar de la Lana Responsable de Patagonia es un estándar voluntario de Textile Exchange, y que aborda el bienestar de las ovejas y las tierras donde ellas pastan. “Las metas del Estándar de la Lana Responsable son proveer a la industria una herramienta que reconozca las mejores prácticas de los granjeros que asegure que la lana viene de granjas tengan un enfoque progresista sobre la administración de sus tierras, apliquen un respeto holístico para el bienestar de las ovejas y respeten las cinco libertades del bienestar animal”, finaliza Macarena.