LOS TIPS MÁS RELEVANTES PARA SALIR DE VACACIONES SIN PROBLEMAS EN LOS NEUMÁTICOS

0
45

Palabras de Guillermo Crevatin, gerente general de Michelin Chile.

Ahora que comienzan las vacaciones, se espera que muchos chilenos realicen largos trayectos en sus vehículos, prefiriendo esto por sobre los viajes al extranjero, debido a la pandemia y su nueva variante ómicron. 

Por ello, Michelin alineado a su Responsabilidad Social Empresarial cuyo foco global es la sustentabilidad y seguridad de las personas, considera clave las palabras “mantenimiento preventivo”, dando las siguientes recomendaciones para salir tranquilo de vacaciones de verano:

De partida, todos los controles deben hacerse en puntos de servicio habilitados con profesionales calificados que puedan garantizar la calidad de los procesos.

• PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS 

 

La presión de inflado correcta puede hacer una gran diferencia en el desempeño del vehículo. Una presión de inflado inferior a la requerida genera una mayor deformación y calentamiento del neumático, teniendo como consecuencia la degradación irreversible de los elementos de la cubierta que podrían comprometer su integridad. Además, compromete el manejo del vehículo, tanto en suelo seco como en mojado, aumenta el consumo de combustible y puede causar desgastes anormales prematuros. Por otro lado, con una presión por encima de lo recomendado, la seguridad del vehículo puede verse impactada, ya que el área de contacto con el suelo disminuye, reduciendo la adherencia. 
• DESGASTES Y ROTACIÓN 
Es necesario rotar los neumáticos debido a que los ejes delantero y trasero se desgastan de manera diferente. Alternar sus posiciones asegura que se desgasten de forma pareja. Si bien, la rotación se recomienda entre los 7.000 y 10.000 kilómetros, también se aconseja, por supuesto, controlar si es necesaria una nueva rotación antes de un viaje.

 

 

• ALINEACIÓN Y BALANCEO
En caso de percibir vibraciones en el volante, en el piso del vehículo, en el tablero o en los asientos, es una señal de que se requiere hacer el balanceo en las 4 ruedas. Este procedimiento es esencial para el confort en la conducción. En tanto, en caso de que se perciba que el vehículo se desplaza hacia la izquierda o hacia la derecha cuando se suelta el volante por un corto tiempo, es momento de verificar la alineación para ajustar los ángulos de las ruedas, a fin de mantenerlas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí.

 

 

 

• INSPECCIÓN Y/O RECAMBIO DE LOS NEUMÁTICOS

 

Se sugiere reemplazar el neumático si nota que la banda de rodamiento está gastada más allá de los niveles de profundidad recomendados (por debajo de 1,6 mm), o si se perciben daños y/o deformaciones tanto en los laterales, banda de rodaje, talones o interior. 

 

 

• FABRICACIÓN Y CADUCIDAD
Los neumáticos no tienen fecha de vencimiento y su vida útil dependerá principalmente de las condiciones de utilización a las que fueron sometidos, así como diversas condiciones de uso como clima, tipo de suelo, irregularidades del camino, exposición a la humedad, sol, y otros agentes externos, etc. Una vez instalados, más allá de las inspecciones visuales y de presión, a partir de los 5 años de rodado los neumáticos deben pasar por una revisión minuciosa de un especialista para determinar si es necesario cambiarlos. Llegado a los 10 años de su fecha de fabricación, Michelin recomienda reemplazar el neumático del vehículo (independientemente del kilometraje, aspecto visual o mantenimiento), dado que es prácticamente imposible conocer todas las tensiones a las que el neumático ha sido sometido.

 

 

  • NEUMÁTICO DE AUXILIO
Adicionalmente, no hay que olvidar chequear el neumático de auxilio (debe estar en condiciones por si se precisa algún reemplazo en la ruta, así como controlar su presión) y respetar la capacidad de carga del vehículo (sobrepasar este índice de carga máxima puede hacer que los neumáticos se recalienten en exceso y causar su destrucción).