NICO PINO SE CODEA CON LAS ESTRELLAS DEL MOTORSPORT MUNDIAL MIENTRAS PALPITA SU DEBUT EN LAS 24 HORAS DE DAYTONA: “SOMOS RÁPIDOS Y CONSTANTES, ASÍ QUE CREO QUE TENEMOS BUENAS CHANCES DE PELEAR LA PUNTA”

0
73
Photo by Arturo P. @ Slipstream
Photo by Arturo P. @ Slipstream

Uno de los eventos más legendarios del motorsport mundial y la carrera de resistencia más importante de Estados Unidos celebrará su versión número 60 este fin de semana con un marco de público que podría llegar a las 500 mil personas y con el piloto chileno de 17 años integrando la grilla en un LMP3 con la esperanza de hacer historia, luego de una buen apronte en el evento previo a la prueba principal .

La carrera larga a las 15:40 de este sábado 29 Chile en el Daytona International Speedway y el corredor nacional cuenta cómo ha vivido el esplendor de la previa y entrega las claves para enfrentar una de las competencias de resistencia más importantes del planeta.

Para los estadounidenses, las 24 Horas de Daytona no comienzan cuando los 60 autos de cinco categorías (DPi, LMP2, LMP3, GTD Pro y GTD) inician la competencia en el Daytona International Speedway que tendrá en pista a estrellas como al heptacampeón de NASCAR, Jimmie Johnson, al campeón de IndyCar, Álex Palou, a los ex F1, Sébastien Bourdais, Marcus Ericsson y Kevin Magnussen y al hexacampeón de IndyCar y tres veces vencedor de las 24 Horas de Daytona (Overall), Scott Dixon, todos miembros de la armada Cadillac (DPi).

Tampoco cuando vean en acción al mexicano Pato O’Ward (LMP2), piloto IndyCar, con importante experiencia las 24H de Daytona y que probó los nuevos monoplazas F1 de McLaren y a los campeones defensores de todas las categorías, más bien los norteamericanos llevan semanas viviendo esta fiesta, que es parte de su ADN tuerca y que como tal se conmemora con todo el glamour de una evento estelar y legendario.

Las 24 Horas de Daytona, retratada en toda su magnitud y esplendor en la película animada “Cars”, es una mega fiesta motor, con toda la pomposidad de los espectáculos norteamericanos que incluyen actividades y activaciones previas de todo tipo, donde los fanáticos repletan los espacios, las zonas de pits, rodean los autos, saludan y se fotografían con los pilotos.

Para el piloto chileno Nico Pino es todo nuevo y distinto. Su dilatada experiencia, pese a su corta edad, se enmarca en la seriedad y sobriedad del concierto europeo motorsport, donde ya ha corrido dos fechas de carreras de resistencia de la European Le Mans Series. Hoy se encuentra ad portas de sumar en su bitácora una prueba estelar en la escena del automovilismo mundial y a la vez muy representativa de la idiosincrasia estadounidense.

Pino ya se hizo notar. En el llamado “”Roar Before 24”, actividades y pruebas previas a la carrera principal, el piloto nacional finalizó 2º en una de las pruebas clasificatorias disputada el fin de semana pasado a bordo del Ligier JSP320 de la escudería Performance Tech Motorsport. Tal actuación le permitió, en cosa de minutos, entender cómo se vive Daytona, ya que como un verdadero imán, se le acercaron niños, jóvenes y adultos a pedirle autógrafos y  fotografías.

“El motorsport norteamericano es distinto a lo que se hace en Europa, tanto por el show que rodea a la carrera misma, la interacción con los fans, la gente rodeando los autos en la zona de pits, es muy llamativo. Como evento es impresionante la cantidad de gente que llena las graderías y hasta con chilenos que han venido a darme ánimo”, comentó Pino desde Daytona.

Las claves para una carrera de largo aliento

A solo horas de la gran largada, programada para las 15:40 Hrs de Chile, Pino solo piensa en la competencia, en la estrategia junto a sus coequipos, los pilotos Dan Goldburg (EE.UU), Garett Grist (Inglaterra) e Hikaru Abe (Japón) y en todo lo que debe hacer durante sus turnos en pista.

Luego del ‘Roar’ nos vemos bastante fuerte. Esta semana parten los entrenamientos para preparar el auto y asegurarnos que esté en condiciones para poder pelear la carrera el día jueves. Tenemos un equipo fuerte y estamos contentos con el desempeño que tenemos. Somos rápidos, constantes, así que creo que tenemos buenas chances de pelear la punta”, comentó Pino desde Estados Unidos.

Los cuatro pilotos somos rápidos -añadió-, y el auto fuerte y muy confiable, lo que nos tiene contentos, pero esta esa una carrera de 24 horas y la clave estará en mantenernos con la cabeza fría especialmente durante las últimas horas de la carrera”.

Respecto de cómo abordar una prueba de tantas horas de conducción, Nico Pino ya lo tiene claro: “A diferencia de otras carreras de endurance, ésta es bastante peculiar por el tipo de reglas y la cantidad de situaciones que ocurren durante la prueba. Es una competencia de mucha paciencia, no hay que empujar ciento por ciento desde el inicio, sino mantenerse con calma, pero constante, desde un comienzo, sin errores y cuidando el auto durante las primeras horas de la carrera.  Obviamente después, en las últimas horas, los dos pilotos que vayamos más rápido tendrán que empujar fuerte para tratar de ir a pelear hasta el final”.