2022: EL AÑO DE LA ELECTRIFICACIÓN PARA CITROËN EN CHILE

0
170

Citroën trabaja en el desarrollo de la electrificación desde los años 80, con hitos singulares como la comercialización del AX eléctrico en 1993, la participación en una primera plataforma de vehículos eléctricos compartidos en La Rochelle (Francia) o la creación en 2019 de un nuevo objeto de movilidad: el Citroën Ami – 100% ëlectric.

La estrategia de electrificación de Citroën se ha centrado tanto en automóviles de vocación urbana, como los AX, Saxo o C-Zero, como en el desarrollo de soluciones para el transporte de mercancías cero emisiones, como las versiones eléctricas de Berlingo, Jumpy, Jumper y Spacetourer.

Las posibilidades de la hibridación de motores térmicos y eléctricos, que hoy se pueden comprobar al volante del SUV Citroën C5 Aircross Hybrid, han sido una de las grandes áreas de trabajo de los ingenieros de la marca.

“Inspirëd by you all”, Citroën ofrece hoy una versión electrificada, 100% eléctrica o híbrida enchufable, en todos sus lanzamientos. El más reciente, el Citroën ë-C4 – 100% ëlectric, que llegará a Chile durante 2022.

Desde las últimas décadas del siglo XX, el desarrollo de vehículos eléctricos como una alternativa viable a los automóviles de combustión interna ha sido uno de los grandes ejes de trabajo en la estrategia de I+D de Citroën. Una investigación incansable, tanto en autos de pasajeros como en vehículos comerciales, ha planteado soluciones híbridas entre motores térmicos y eléctricos y se han ideado nuevas formas de movilidad. Una auténtica fuente de innovaciones, como demuestra el nuevo objeto de movilidad Citroën Ami – 100% ëlectric

En Chile, 2022 será un año decisivo para ofensiva eléctrica de Citroën, ya que se prepara para introducir en el mercado local los recientemente lanzados ë-C4 y el C5 Aircross Hybrid, además del comercial eléctrico ë-Berlingo.

El Nuevo Citroën ë-C4 100% ëlectric es un modelo que combina el diseño de los sedanes con la polivalencia de los SUV. Presume un comportamiento en carretera de primer nivel gracias a sus suspensiones con Amortiguadores Progresivos Hidráulicos®, e innovaciones tecnológicas inspiradas en las necesidades de las personas, como sus 20 funciones de ayuda a la conducción. Su confort se maximiza con los asientos Advanced Confort de Citroën.

Con una autonomía en ciclo mixto WLTP de 350 km, está perfectamente adaptado para las necesidades de la vida diaria, además de permitir el acceso a las zonas de circulación restringida de las ciudades. Destacan sus altas prestaciones, con 136 caballos de potencia y un par de 260 Nm disponible instantáneamente. Puede pasar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos en modo Sport y alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. La batería de iones de litio del motor eléctrico tiene una capacidad de 50 kWh, y es de alta tensión, con 400 V.

En 2020, Citroën también abrió una nueva etapa en su transición energética con el SUV Citroën C5 Aircross Hybrid. Este modelo inaugura el ë-Confort, una nueva experiencia de confort, con su conducción fluida y su silencio de funcionamiento y una motorización híbrida enchufable que ofrece 225 Hp de potencia conjunta, combinando tecnología, prestaciones y un costo de uso competitivo.

Referencia en confort con la suspensión de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos®, los asientos Advanced Comfort y 20 tecnologías de ayuda a la conducción, es, además, el SUV más modulable de su segmento, ya que cuenta con tres asientos traseros individuales, deslizantes, reclinables y plegables, y volumen de maletero Best in Class que oscila entre 460 y 600 litros.

El SUV Citroën C5 Aircross Hybrid se sitúa hoy entre las alternativas más respetuosas con el medio ambiente en su categoría. Ofrece una autonomía de 50 km en modo eléctrico, emisiones de CO2 de 32 g/km y un consumo de 71,4 km/litro en ciclo WLTP.

El ë-Berlingo furgón es desde 2021 uno de los seis vehículos comerciales eléctricos que Citroën ofrece a sus clientes en Europa, y será el debut de esta tecnología en Chile.

Fabricado con una batería de 50 kWh en su base, que alimenta un motor eléctrico de 100 kW de potencia (136 Hp) y 260 Nm de par, ë-Berlingo tiene un alcance de hasta 275 kilómetros en ciclo WLTP, y admite un sistema de carga rápida de hasta 100 kW, lo que significa que para recuperar el 80% de la batería sólo se necesitan 30 minutos de tiempo.

La nueva ë-Berlingo furgón cuenta con tecnología de frenado regenerativo para ampliar la autonomía del vehículo, y el conductor puede elegir entre tres modos de conducción a través de un control específico: Normal, Eco y Power.  Se ofrece en dos longitudes de carrocería (4,40 y 4,75 metros), con volúmenes de carga de 3,8 y 4,4 metros cúbicos, respectivamente, pudiendo cargar hasta 800 kilos.

Desde 2019, todos los nuevos lanzamientos de Citroën incorporan una versión electrificada, 100% eléctrica o híbrida enchufable, con el objetivo de ofrecer una gama 100% electrificada de cara a 2025. Y mientras esperamos la llegada de estos modelos a Chile, a continuación, un poco de historia sobre la electrificación en Citroën.

PRIMEROS PASOS: ANTICIPÁNDOSE

Para Citroën, el desarrollo de soluciones inspiradas en las necesidades de empresas y profesionales ha sido clave en su estrategia. Furgonetas y furgones han sido un terreno ideal para probar nuevas tecnologías que aseguraran confort, eficiencia energética y respeto con el medio ambiente en la vida diaria.

No es casualidad, por tanto, que el primer vehículo eléctrico comercializado con el distintivo del doble chevrón fuera una versión del Citroën C15, que se probó en las calles de Bruselas en 1987 y se puso a la venta dos años después. En total, se produjeron 402 unidades de este vehículo, que contaba con un motor eléctrico con 10 kW (13 Hp) de potencia nominal que estaba acoplado a la caja de cambios y ofrecía una autonomía de hasta 100 km. Como precursor de los vehículos eléctricos modernos, contaba con un indicador de carga eléctrica y autonomía además de disponer de un botón rojo de emergencia para detener el sistema. La calefacción estaba asegurada por un depósito de gasóleo mientras que funciones como el limpiaparabrisas o la radio dependían de una batería auxiliar de 12 V y 55 Ah.

Mejorar la calidad del aire en las grandes ciudades y reducir el consumo de combustible ha sido uno de los grandes ejes estratégicos de Citroën. El vehículo que mejor encarna estas líneas de investigación en los años 80 y 90 es el Citroën AX Electrique, que lanzado en 1993, supuso un salto ambicioso en el desarrollo del automóvil eléctrico. Sus baterías de níquel-cadmio convirtieron a la marca en líder mundial en este campo. Proporcionaban 80 km de autonomía y una velocidad máxima de 110 km/h y podían cargarse al 80% en dos horas y al 100% en 6 horas. Esta versión del AX fue, además, pionera de la nueva movilidad participando en la plataforma de vehículos eléctricos compartidos Liselec, en la ciudad francesa de La Rochelle.

Cuatro años después, el Citroën Saxo Electrique, desarrollado en colaboración con Heuliez, superó otro hito convirtiéndose, con 5.500 unidades comercializadas, en el vehículo eléctrico más vendido del mundo. Sus baterías de níquel‑cadmio permitían recorrer 90 km a una velocidad máxima de 90 km/h. Se comercializó en dos versiones: turismo y comercial, pensado para empresas y profesionales. Se podía cargar en 32 minutos en un punto de carga especial y en 8 horas en un enchufe doméstico.

BERLINGO ELECTRIQUE

Con el cambio de siglo llegó el primer Citroën Berlingo Electrique. Ofrecía 95 km de autonomía, con una potencia máxima de 28 kW (38 Hp) y una velocidad máxima de 95 km/h.

La siguiente generación, el Citroën Berlingo Electric Furgón, desarrolla una versión polivalente E-Berlingo Multispace, con todas las virtudes de modularidad, volumen, confort y equipamiento de la versión térmica en un vehículo cero emisiones. Como su versión con motor convencional, acoge confortablemente a cinco personas y un maletero de 675 litros, que pueden alcanzar hasta 3.000 litros con los asientos de la fila trasera desmontados.

EN CIUDAD, COMO PEZ EN EL AGUA

En 2009, coincidiendo con el 90 aniversario de la marca, el Citroën C-Zero volvía a confirmar el compromiso de Citroën en favor de unos desplazamientos urbanos con cero emisiones a través de una nueva tecnología: las baterías de iones de litio. Con una longitud de 3,48 m y un diámetro de giro de 9 m, este vehículo se mueve en la ciudad como pez en el agua.

Ofrece a sus cuatro ocupantes una conducción sencilla y tranquila y un alto nivel de confort y seguridad. Sus prestaciones (velocidad máxima de 130 km/h, de 0 a 100 km/h en 15,9 segundos y aceleración de 60 a 80 km/h en 3,9 segundos) y su autonomía de 150 km le permiten aventurarse sin problemas por carretera.

ÚNICOS, MODERNOS Y CON ESTILO

En 2016, la electrificación según Citroën se amplía con el lanzamiento de una propuesta 100% lúdica, el Citroën e-Mehari, un guiño al icónico Méhari de 1968. Con un estilo moderno y desenfadado, este cabrio de 4 plazas suponía una forma distinta de entender el automóvil. Inconfundible, no había nada parecido en el paisaje automovilístico.

Hoy, Citroën sigue rompiendo paradigmas con el Ami – 100% ëlectric, una solución de movilidad disruptiva, muy confortable y eléctrica para todos, ya que se puede conducir sin necesidad de licencia (en Europa) y tiene un precio accesible. Sus cero emisiones de CO2 le permiten acceder a zonas de bajas emisiones en el centro de las grandes urbes, incluso en picos de contaminación. Sus 75 km de autonomía supera ampliamente la distancia media que se recorre diariamente en las áreas metropolitanas. Su motor de 6 kW le permiten alcanzar una velocidad de 45 km/h. Su diseño único en el exterior asegura un alto nivel de confort en el interior. Sus amplias superficies acristaladas y su techo panorámico permiten disfrutar de la ciudad en 360˚ en un habitáculo cómodo, cerrado y perfectamente climatizado.

COMERCIALES DE NUEVA GENERACIÓN

Citroën también comercializa ya una nueva generación de vehículos comerciales 100% eléctricos. El Citroën ë-Jumpy 100% eléctric y su versión de pasajeros Citroën ë-SpaceTourer ofrecen la posibilidad de elegir entre 2 niveles de autonomía, dependiendo de la potencia de la batería (50 kWh / 230 Km 0 75 kWh / 330 Km en ciclo de homologación WLTP) y una gama con 3 longitudes (XS: 4,60 m – M: 4,95 m – XL: 5,30 m).

El Nuevo ë-Jumpy dispone de todas las características que han convertido al Jumpy en un éxito en el mercado de los furgones compactos, como su volumen de carga de hasta 6,6 m3 o su carga útil de 1.275 kg.

PIONERA EN TECNOLOGÍAS HÍBRIDAS

Por otra parte, el uso de la tecnología eléctrica junto a motores térmicos ha sido una solución ampliamente estudiada por el Departamento de Ingeniería de Citroën.

Para alcanzar las prestaciones excepcionales del SUV Citroën C5 Aircross Hybrid se ha recorrido un largo camino que se inicia con el Citroën Xsara Dynactive. Presentado en el Salón de Ginebra de 2000, este prototipo estaba basado en el Xsara Break Exclusive con motor gasolina 1.4i de 75 Hp, al que se añadió un motor eléctrico de 34 Hp que participaba plenamente en todas las fases de conducción. Este vehículo contaba con un supervisor electrónico que aseguraba una combinación óptima entre ambos motores, logrando una reducción del 35% en el consumo y las emisiones de CO2. El Xsara Dynactive anunciaba una autonomía total de 1.000 Km, el equivalente a un recorrido Barcelona-Málaga sin repostar, aunque su alcance en modo ZeV era de 20 Km. Además, presentaba innovaciones interesantes como la frenada regenerativa y una pantalla multifunción en la que se reflejaban los flujos de energía en el vehículo.

Por su parte, en 2006, el Citroën C4 Hybride HDi exploraba las posibilidades de la hibridación diésel-eléctrica con resultados destacables: un consumo de 3,4 l/100 Km y unas emisiones de 90 g/Km de CO2. Sus baterías de Ni-MH proporcionaban una autonomía “cero emisiones” de 5 Km.