10 DESTACADAS INMOBILIARIAS DISEÑARÁN PROYECTOS DE ELECTROMOVILIDAD CON LA GUÍA Y ACOMPAÑAMIENTO DE EXPERTOS EN EL ÁREA

0
103

La 2ª versión de la Aceleradora de Electromovilidad Inmobiliaria, proyecto ejecutado por las consultoras In-Data y Deuman, busca ayudar a la industria a prepararse para este importante cambio cultural y técnico. La iniciativa, que se prolongará por tres meses, culmina con la presentación de proyectos piloto aptos para ser ejecutados en edificación residencial, comercial y de oficinas.

En Chile y el mundo se está experimentando un cambio gigante en materia de transporte y movilidad. Los vehículos eléctricos van ganando terreno, lo que hace urgente generar las condiciones mínimas para su operación en las urbes. Se trata quizá de la revolución más grande en materia de transporte desde la creación del automóvil, y que promete mejorar no solo la forma como nos relacionamos con el medio ambiente y los recursos energéticos, sino también nuestra calidad de vida. Es ahí donde el sector inmobiliario debe jugar un rol esencial. A medida que crece la venta de automóviles eléctricos se necesitarán más estaciones de carga y, por ende, se abrirá una nueva demanda para el mercado inmobiliario desde sus potenciales clientes.

La Aceleradora de Electromovilidad Inmobiliaria, es una instancia cuyo objetivo es ayudar a las empresas del sector a diseñar proyectos de electromovilidad eficientes y con potencial de implementación. El proceso tuvo su primera jornada de trabajo el viernes 6 de mayo y se prolongará durante tres meses en los que las 10 inmobiliarias participantes recibirán asesoría y capacitación para crear sus proyectos de electromovilidad. La Aceleradora de Electromovilidad Inmobiliaria cuenta con el patrocinio de la Cámara Chilena de la Construcción, la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), la Agencia de Sostenibilidad Energética, la Asociación Automotriz de Chile (ANAC), y la participación como sponsors de las empresas líderes del ecosistema de la electromovilidad  Enel X, ABB y KPN Energy.

“Este año recibimos más de 40 postulaciones, lo que grafica el interés que está despertando la electromovilidad. Como In-Data creemos que el momento para empezar a concretar proyectos, tanto habitacionales, de oficinas y en el comercio, que incluyan la electromovilidad desde sus cimientos es ahora, ya que la transformación del parque automotriz se está produciendo a paso veloz”, plantea Cristóbal Muñoz, jefe de proyecto de In-Data. Hay hechos concretos que respaldan esta idea, uno de ellos es el plazo que se impuso el estado chileno para que el año 2035 sea el último en que se vendan vehículos nuevos a combustión en el país. “Además, solo en 2021 aumentaron las ventas de automóviles eléctricos más de un 200%. Por otro lado, se han hecho distintas proyecciones que indican que casi el 70% de la carga de los vehículos eléctricos se hará en el sector residencial, ya que resulta más cómodo dejar cargando el automóvil durante la noche para que a la mañana siguiente esté listo y cargado”, agrega Muñoz.

El programa

La Aceleradora de Electromovilidad Inmobiliaria contará con distintas sesiones de trabajo en que las empresas tomarán contacto con proveedores de servicios necesarios para un proyecto de este tipo, con compañías desarrolladoras de tecnologías y con especialistas del sector de la electromovilidad. Es así como el evento considera jornadas presenciales todos los viernes, charlas, asesorías, un demo-day y una hackatón para el intercambio de las experiencias que surjan durante el proceso de aceleramiento. Al finalizar, en el mes de julio, los proyectos diseñados serán evaluados por un comité de especialistas.

“La idea es que las inmobiliarias puedan conocer más de electromovilidad, hacer un diagnóstico del momento en que se encuentran para llevarla a cabo y elaborar un plan de acción involucrando las tecnologías disponibles. También es una instancia para que los proveedores conozcan las necesidades de las inmobiliarias y puedan proponer soluciones acordes a lo que sería una estación de electrocarga residencial o de oficinas. La meta es que de la aceleradora salgan proyectos aptos para operar en la vida diaria y no solo un marco teórico que quede guardado por años en un cajón. Eso es algo que hemos mejorado para esta versión, ya que está todo pensado para que las empresas diseñen iniciativas que luego puedan llevar a cabo en el corto y mediano plazo”, afirma Muñoz.

El programa también busca derribar mitos en torno a la electromovilidad, entre los cuales está que se trata de algo muy caro de implementar. “Mucha gente cree que esto es colocar un tótem de carga rápida, que deje el automóvil listo en pocos minutos. Esos elementos en sí son carísimos y no siempre son una solución adecuada para un edificio, pero existen muchas otras posibilidades a un costo considerablemente menor, sobre todo si se considera la electromovilidad desde la etapa de diseño de un edificio o conjunto habitacional. Sin embargo, el mito más importante a derrumbar es que esto es una idea futurista y que falta mucho para que ocurra. La electromovilidad está pasando hoy, avanza más rápido de lo que pensamos, y para estar preparados hay que tomar decisiones ahora. Nuestra invitación a la industria inmobiliaria es a ponerse a tono con un tema que pronto será muy demandado por sus clientes y, por lo tanto, un elemento diferenciador de su competencia y que les abrirá nuevas oportunidades de negocio”, cierra Muñoz.

Las inmobiliarias participantes de la 2da Aceleradora de Electromovilidad Inmobiliaria 2022, son:

-Galilea

-Inmobiliaria FG

-Inmobiliaria FAI

-Inmobiliaria EBCO-OMCORP

-Gespania

-Universidad de las Américas

-TREI

-Constructora Inmobiliaria Bravo e Izquierdo

-Inmobiliaria Nueva Urbe

-Universidad Bernardo O’Higgins