DÍA DEL TRABAJO: ¿EL MODELO HÍBRIDO LLEGÓ PARA QUEDARSE EN CHILE?

0
93

En el contexto laboral actual, las empresas han tenido que desarrollar distintas iniciativas para adaptarse a nuevos modelos de trabajo que conjugan la presencialidad y la virtualidad.

Según un estudio de la Mutual de Seguridad, un 14% de los chilenos trabaja en formato híbrido y un 78% lo hace totalmente presencial.  

Santiago, 2022.- Este 1 de mayo se conmemora en Chile, y en todo el mundo, el Día Internacional del Trabajo, en medio de disminuciones en las medidas de confinamiento por Covid-19 y un aumento en la cantidad de trabajadores. En ese sentido, durante los últimos meses se ha provocado un aumento en modelos más flexibles para el desarrollo de labores, que antes solo se realizaban de forma presencial. 

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó en marzo de 2022 un aumento del 7,4% de las personas ocupadas en Chile en relación a 2021, lo que refleja la incorporación de nuevos trabajadores y en formatos innovadores en relación a lo que ocurrido antes de la llegada de la pandemia.

Tal es el caso de empresas multinacionales y globales, que han optado por entregar una mayor libertad a sus empleados y con una flexibilidad en comparación a la tradicional forma de trabajo. Estas opciones van desde el trabajo híbrido -la combinación de teletrabajo y presencialidad- hasta una completa libertad para elegir cuándo poder ir al lugar físico donde se ubica la empresa.

Nadia Abuid, Gerente de Recursos Humanos para Kimberly-Clark Chile, Perú y Bolivia, comenta que “en nuestra compañía hemos apostado por fomentar un modelo de trabajo híbrido que fomente la flexibilidad en todas las situaciones que sea posible, ofreciendo la posibilidad de aprovechar la virtualidad como también la posibilidad de asistir presencialmente a nuestras oficinas en horarios variados. Hace poco reaperturamos oficinas bajo este nuevo modelo, y confiamos en que elevaremos nuestra productividad mientras fomentamos el mejor balance profesional y personal a nuestros equipos”. 

Bajo este modelo que viene rondando hace unos meses, un ejemplo de flexibilidad para la compañía es lo que ofrece el “Proyecto Moms”, el que inserta laboralmente a mujeres que han sido madres y que facilita su inclusión con una amplia flexibilidad en horarios y presencialidad; lo que brinda posibilidades muy valoradas por este segmento para el desarrollo profesional y que también facilita el cuidado necesario de sus bebés.

Iniciativas como las mencionadas cuentan con un amplio apoyo a nivel internacional, algo que deja en evidencia la encuesta realizada por WeWork en la que un 53% de los entrevistados indicó que preferiría trabajar tres días por semana, o incluso menos; y un 79% de los ejecutivos corporativos afirmó que optaría por dejar que sus colaboradores dividieran su tiempo entre su hogar y su lugar de trabajo.

Algunos de los beneficios que puede producir el trabajo híbrido o más flexible en los colaboradores de las empresas que opten por este camino pueden ser:

  • Alta confianza: Debido a que se entrega libertad de tiempos y metas planteadas con mayor autonomía.
  • Crecimiento de la proactividad: Ante el surgimiento de espacios menos monótonos surge la creatividad e ideas para colaborar en el trabajo.
  • Retención de talento: Al ser elevado el número de personas que prefieren este formato de trabajo, muchos de ellos valoraran la flexibilidad de la empresa.
  • Mejor ambiente laboral: Los espacios para compartir con el resto de los colaboradores serían más provechosos y aprovechados.