INFORME ANAC: VEHÍCULOS CERO Y BAJA EMISIONES MAYO 2022

0
626

VENTAS DE VEHÍCULOS CERO Y BAJAS EMISIONES
TAMBIÉN ROMPEN RÉCORD EN MAYO

Mercado de vehículos livianos y medianos de cero/bajas emisiones

Mayo sigue consolidando la tendencia de crecimiento de los vehículos electrificados convirtiéndose nuevamente en el mejor mes de la historia en ventas de vehículos livianos y medianos de cero y bajas emisiones, con 759 unidades comercializadas frente al mismo mes del año anterior. Esta cifra representa un aumento de 344%.

Así, se acumulan 2.538 unidades vendidas en los primeros cinco meses del año, registrando un crecimiento de 241%, con respecto a los mismos cinco meses del año anterior.

Al analizar estos resultados por tipo de vehículo, los híbridos convencionales (HEV) fueron los que registraron la mayor venta con 291 unidades. Le siguen los microhíbridos (MHEV) con 274, los vehículos 100% eléctricos (EV), con 155 unidades en el mes -que es el récord absoluto para este segmento- y los híbridos enchufables (PHEV), con 39.

Mientras que al desglosar el desempeño por segmentos, los SUV se mantienen como los favoritos de los consumidores con 537 unidades vendidas en mayo de 2022, lo que implica un incremento de 459%, frente al mismo mes del año anterior. Le siguen las camionetas (85), los vehículos de pasajeros (108) y finalmente los vehículos comerciales (29). Estos resultados se basan, en gran medida, en el creciente aumento de la oferta de vehículos cero y bajas emisiones producto del esfuerzo de las marcas automotrices por traer este tipo de motorizaciones a Chile para contribuir al cuidado del medio ambiente.

A ello se suma la mayor conciencia existente en la población y en las empresas de la necesidad de adquirir vehículos cero y bajas emisiones para avanzar así hacia la meta de carbono neutralidad.

Con todo, y dado el avance que ha experimentado la electromovilidad, es necesario invertir en mayor infraestructura de carga y generar incentivos para los usuarios finales, acercando a estas tecnologías al automovilista habitual, permitiendo así masificar el parque con vehículos electrificados.

Mercado de buses y camiones de cero/bajas emisiones
De acuerdo con cifras de ANAC A.G., el mercado de buses eléctricos RED acumula 49 unidades
nuevas vendidas a mayo. Mientras que el mercado de camiones suma 4 unidades en los primeros cinco meses del año.
Perspectivas mundiales del transporte cero emisiones
El sector del transporte por carretera aún puede alcanzar la meta de emisiones cero para el año
2050 a nivel global a través de la electrificación, pero se requiere adoptar medidas urgentes para
lograrlo, según arroja el estudio sobre “Perspectiva del Vehículo Eléctrico (EVO)” de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF).

El estudio describe dos escenarios para la adopción del transporte eléctrico hasta 2050: el de Transición Económica (ETS), que asume que no se promulgan nuevas políticas y regulaciones y que está impulsado principalmente por las tendencias tecnoeconómicas y las fuerzas del mercado.

El segundo, investiga cómo se ve una ruta potencial hacia las cero emisiones (NZS) para el sector del transporte por carretera para 2050. Este escenario analiza principalmente la economía como el factor decisivo por el cual se implementan las tecnologías de transmisión para alcanzar el objetivo.

Se espera que las ventas de vehículos eléctricos (EV) de pasajeros crezcan rápidamente en los próximos años, pasando de 6,6 millones vendidos en 2021 a 21 millones en 2025 en el Escenario de Transición Económica de BNEF. Eso supera los 16 millones alcanzados en 2021 y refleja el éxito de los vehículos eléctricos en la transición energética hasta la fecha.

El descenso de la demanda de petróleo
A medida que la adopción de vehículos eléctricos continúa creciendo, la demanda de petróleo va
cayendo en 1,5 millones de barriles diarios (MBP), el equivalente a la quinta parte de las
exportaciones de petróleo rusas previas a la guerra en Ucrania y al 3,3% de la demanda total actual.

Esto se debe, en gran medida, al incremento de vehículos eléctricos de dos y tres ruedas en Asia. Sin embargo, el aumento de las ventas de vehículos eléctricos para pasajeros permitirá que la demanda baje en 2,5 millones de barriles por día para 2025, según el reporte de BNEF. Y debería reducirse en 7 MBP diarios para 2030, el equivalente a las exportaciones rusas de petróleo antes de la guerra.

Siguiendo la tendencia, en 2035 la disminución podría llegar a 16 MBP diarios, es decir, deberíamos estar muy cerca de la eliminación teórica de la demanda del petróleo.
Pero para que esto ocurra el mundo debe encaminarse hacia una flota global de emisiones cero para 2050. Esto quiere decir que los vehículos eléctricos deben representar el 61 % de las ventas globales para 2030, el 93 % para 2035, y el último vehículo a combustión de cualquier segmento debiera venderse antes de 2038.

“Los vehículos eléctricos son una herramienta poderosa para reducir las emisiones globales de CO2 del sector del transporte. Hay señales muy positivas de que el mercado se está moviendo en la dirección correcta, pero se necesita más acción, especialmente cuando se trata de camiones pesados. Los esfuerzos también deben centrarse en los mercados emergentes, que necesitan apoyo financiero para ayudar a habilitar y acelerar la transición a la movilidad eléctrica de todo tipo”, dijo Colin McKerracher, jefe del equipo de transporte avanzado de BNEF y autor principal del informe.

El investigador agrega que los países desarrollados y las instituciones multilaterales deberían incluir inversiones en vehículos eléctricos, incentivos y despliegues de infraestructura de carga en sus planes internacionales de financiamiento climático, poniendo capital a disposición de las economías emergentes que tienen planes creíbles para desarrollar este sector. El financiamiento ha sido un factor clave para el desarrollo de la generación de energía renovable en las economías emergentes y podría desempeñar un papel similar en el sector de los vehículos eléctricos.

469 millones de vehículos eléctricos en 2035

Se espera que la flota de vehículos eléctricos de pasajeros alcance los 469 millones en 2035 en el Escenario de Transición Económica, pero debe aumentar a 612 millones para la misma fecha en el Escenario de Cero Emisiones. Gran parte de la brecha deberá cubrirse en las economías emergentes, mientras que los países desarrollados deberían buscar formas de apoyar la transición en esos mercados y evitar una desaceleración global de la adopción.

Analizando diferentes segmentos, los vehículos de dos y tres ruedas y los autobuses ya están muy cerca de la trayectoria necesaria para lograr el escenario NZS. Sin embargo, los vehículos comerciales medianos y pesados se están quedando atrás y necesitan fuertes medidas políticas adicionales para alcanzar la meta.
Bajo el Escenario de Transición Económica, solo el 29% de estos vehículos logran cero emisiones para 2050, lejos de la adopción total necesaria para alcanzar el objetivo. Para lograr la meta es importante que los gobiernos apunten a la electrificación de flotas, incluidas las públicas y los operadores de transporte. También deberían considerar zonas de cero emisiones en las ciudades e incentivos para llevar la carga a camiones más pequeños que puedan electrificarse más rápido que los más grandes.
El informe también explora si las baterías o las celdas de combustible son la solución más probable para el transporte pesado de larga distancia. Para fines de esta década, las estaciones de carga rápida, así como la aparición de baterías de mayor densidad de energía, debieran dar como
resultado que los camiones eléctricos a batería se conviertan en una opción viable para operaciones de larga distancia de servicio pesado, especialmente para uso con volumen limitado.
La electrificación directa a través de baterías parece ser el enfoque económicamente más atractivo y eficiente para descarbonizar el transporte por carretera, según BNEF, incluido el transporte por carretera. Por su parte, los vehículos con celdas de combustible de hidrógeno pueden ayudar a llenar los pequeños vacíos que deja la electrificación en algunos vehículos pesados, en regiones o ciclos de trabajo donde las baterías tienen problemas.
Pero los fabricantes de vehículos eléctricos contemplan un mercado de materias primas para baterías muy ajustado para los próximos años. La cadena de suministro requerirá una inversión significativa a corto plazo para evitar una escasez.
Sin embargo, el aumento del costo de las baterías no debiera descarrilar la adopción de vehículos eléctricos a corto plazo, según infiere el informe. Algunos de los factores que están impulsando los altos costos de la materia prima de las baterías (guerra, inflación, disputas comerciales) también están impulsando el precio de la gasolina y el diésel a niveles récord, lo que a su vez está generando un mayor interés de los consumidores en los vehículos eléctricos.