RED BULL SOAPBOX RACE TE LLEVA A VIVIR LA EXPERIENCIA DE UNA CARRERA DE FÓRMULA 1

0
132
Team Scubidudidoo is seen during Red Bull Soap Box Race at Parque Metropolitano Santiago, Chile on March 14, 2020 // Jean Louis de Heeckeren / Red Bull Content Pool // SI202003140119 // Usage for editorial use only //
Team Scubidudidoo is seen during Red Bull Soap Box Race at Parque Metropolitano Santiago, Chile on March 14, 2020 // Jean Louis de Heeckeren / Red Bull Content Pool // SI202003140119 // Usage for editorial use only //

Este 30 de junio se cierran las inscripciones para Red Bull Soapbox Race 2022. Inscribe tu auto y a tu equipo en redbull.com/soapboxracechile

Un mes queda para postular a Red Bull Soapbox Race 2022, carrera de autos locos que tuvo su última versión en 2020 y que este diciembre verá nuevamente acción cuando los 30 carros participantes se lancen cerro abajo por la pista de obstáculos.

A tan solo 30 días de haber iniciado el proceso de inscripciones para este año, más de 500 participantes ya han enviado sus ideas de autos para competir durante diciembre e intentar quedarse con el premio a primer lugar: Un viaje todo pagado para ver a Red Bull Racing en la Fórmula 1.

Adicional a eso, los otros premios de la versión 2022 de Soapbox Race serán una experiencia en el Moto GP de Argentina para el segundo lugar y una experiencia en Red Bull Los Andes, el Hard Enduro más extremo de Sudamérica, para el equipo que quede en la tercera posición.

¿Cómo ser parte de Red Bull Soapbox Race 2022? 

Para competir solo hay que inscribirse en redbull.com/soapboxracechile y tras descargar el manual de diseño digital e idear la propuesta de carro con la que quieres participar, deberás rellenar el formulario de participación y subir tu auto.

Una vez que el diseño sea recibido, será votado por un jurado quienes serán los encargados de escoger lo 30 autos locos que podrán decir presente durante el mes de diciembre en Santiago.

Sobre la carrera de autos locos

Red Bull Soapbox Race es un evento abierto al público, donde cada equipo puede inscribirse y participar diseñando y construyendo sus propios autos. Cada carro que participa hecha a mano es alimentada por puro coraje, fuerza de la gravedad y un poco de Red Bull. Se trata de una carrera no motorizada que desafía a corredores y aficionados a diseñar y construir máquinas creadas a partir de la imaginación y competir contra el reloj en una carrera cuesta abajo.