DÍA INTERNACIONAL SIN BOLSAS PLÁSTICAS: SIETE CONSEJOS PARA REDUCIR O ELIMINAR SU USO

0
126

Reutilizar o preferir productos sin envoltorio, son algunos de los tips que recomienda el experto en medio ambiente, Cristian Bustos, para comenzar a prescindir de ellas. 

Introducidas en el diario vivir en los años setenta, las bolsas plásticas rápidamente se hicieron muy populares, especialmente a través de su distribución gratuita en el retail y comercios. Sin embargo, la realidad es que la mayor parte de ellas no se reutilizan ni se reciclan, y acaban en los basureros o en el mar, lo que a la larga ha impactado a muchas especies de animales terrestres y marinos, ocasionándoles la muerte cada año.

El daño que ocasionan las bolsas de plástico en el medioambiente se debe a su persistencia en toda la cadena trófica, ya que el hombre las ha desechado en los ríos, lagos, mares, océanos, e incluso en la tierra. Esa omnipresencia en el ecosistema, sumada a que los seres vivos no las distinguen como elementos ajenos a su hábitat, provocan que los ingieran y por ende su agónica muerte.

Según Greenpeace, de las 990.000 toneladas al año de consumo de plástico en todo Chile, sólo el 8% se recicla. De ese porcentaje, solo el 1,5% proviene de hogares chilenos y el 6,5 % de las industrias. El 92% del plástico restante va a la basura.

Entonces, ¿cómo podemos ayudar a frenar este impacto y colaborar? Al respecto, Cristián Bustos, CEO y cofundador de Beeok -startup que mediante tecnología acelera la transformación de las empresas hacia la sostenibilidad-, explica que en este contexto “la presencia del plástico en el planeta ha alcanzado cantidades con las que el ser humano ya es incapaz de lidiar, por lo que su prohibición en algunos países como el nuestro, ha sido un paso importante.

“El Día Internacional Sin Bolsas Plásticas se trata de un día en el que pretende concienciar a la población de los peligros que conlleva el uso de bolsas de plástico para el medio ambiente. Una bolsa de plástico puede llegar a tardar más de 100 años en descomponerse”, añade el experto en medioambiente y sostenibilidad.

¿Cómo colaborar para evitar ese escenario?

El especialista subraya que siguiendo algunos consejos se puede disminuir el uso o derechamente reemplazar las bolsas del hogar:

1.-Usar medios alternativos de empaque: Utilizar otro tipo de envases o contenedores para guardar los productos que se compren, ya sean de género o reutilizables.

  1. Recibir las bolsas sólo cuando sea estrictamente necesario: Debemos vencer la costumbre de recibir bolsas de manera automática. Este nocivo acto pasa la cuenta si consideramos la bolsa plástica para ítems como el pan, verduras, frutas, entre otros.
  2. Reutilizar las bolsas que ya tenemos: Una forma de disminuir el impacto que el uso del plástico causa en nuestro planeta es prolongando su uso. Al reutilizar una bolsa, nos aseguramos de no tener que pedir una nueva.
  3. Evitar los envases de un solo uso: Asegúrate de que las bolsas y envases plásticos que uses sean de un tamaño grande y resistan mayor peso.
  4. Seguir las normas del reciclaje: No mezclar papel, plástico y cartón en el mismo contenedor de basura, es indispensable que los desechos estén separados. Las bolsas de plástico pueden ir en puntos ecológicos especiales, dispuestos en diferentes espacios de la ciudad.
  5. Nunca botar bolsas de plástico en vertederos que lleguen a ríos y océanos: Es uno de los principales contaminantes de los ecosistemas marinos.

7.- Intenta buscar alimentos y productos sin envoltorios. En el supermercado o en la feria casi siempre hay alternativas sin bolsas o envoltorios; preocúpate de elegir estos productos para que así disminuya la demanda por productos con envoltorios innecesarios.