INDIAN CHIEF GRIND MACHINE FUE DESTAPADA EN EL REGRESO DEL FESTIVAL WHEELS & WAVES

0
357

Modelo personalizado por el taller parisino Tank Machine fue uno de los platos fuertes de la 11ª versión de la muestra de cultura motociclística. El evento, que también mezcla las artes visuales con disciplinas como el skate y el surf, retornó al balneario francés de Biarritz tras una pausa de dos temporadas.

En uno de los festivales predilectos para los amantes de las dos ruedas, la 11ª edición de Wheels & Waves, aterrizó Indian Motorcycle para develar la Chief Grind Machine. El vehículo fue una de las iniciativas con las que el fabricante estadounidense celebró el regreso de la muestra al balneario francés de Biarritz, luego de dos años de receso a causa de la pandemia.

La moto fue una de las cuatro propuestas encargadas a finales de 2021 a renombrados personalizadores europeos. Ideada por el taller parisino Tank Machine y el estudio galo Rise Designs, pasó del lienzo a la realidad en apenas tres meses, para ser una de las piezas más aclamadas de la exposición Artride.

Tras ser exhibida por 24 horas, la Indian Chief Grind Machine fue entregada a uno de los fanáticos de Indian Motorcycle que votaron por la moto. Fabien Orquin, un ingeniero en mecánica automotriz oriundo de la ciudad francesa de Rouen, fue el elegido al azar e invitado VIP al festival Wheels & Waves 2022, que mezcló las artes visuales con disciplinas como el skate y el surf.

“Cuando me dijeron que había ganado, no podía creerlo, fue increíble. Estoy muy contento de saber que esta increíble moto es mía, especialmente porque fue el diseño por el que voté. Fue genial conocer a fondo el proceso de diseño y construcción. Todo en la moto es increíble, cada vez que miro hay otro detalle por descubrir”, señaló el afortunado.

Orquin también tuvo la oportunidad de dialogar con Clément Molina, quien fundó Tank Machine en 2015, como una compañía especializada en el diseño de motocicletas, la personalización y el desarrollo de kits Plug & Play.

“Para mí, Fabien es el propietario perfecto: ingeniero y técnico en motores, un tipo realmente bueno. Es estupendo saber que realmente entiende y aprecia el tiempo y el esfuerzo que invertimos en su construcción”, sostuvo.

Según confidenció Molina, el proceso “fue un gran reto” y fue apoyado por Antonin Bazin, de Rise Designs, quien fue el encargado de aportar los elementos alternativos que caracterizan el festival desde su primera edición de 2009. “Trabajamos con diferentes materiales, como cubiertas de una tabla de skate, y fabricamos piezas, para luego complementar todo”, relató.

Los equipos de diseño e ingeniería de Indian Motorcycle siempre tuvieron en cuenta a los customizadores a la hora de dar vida a la Indian Chief, bajo el lema: “Mantenla simple para que puedas trabajar en ella y personalizarla fácilmente”.

“La Indian Chief es realmente fácil de desmontar, hasta llegar a una gran base. Nuestra idea fue quitar muchas cosas, mantener solo lo esencial y luego volver a construir con un equilibrio diferente, añadiendo detalles que realmente le cambiaran el aspecto”, agregó.

Elementos exclusivos para una moto única

El diseño único de la Grind Machine comienza por sus neumáticos de enduro Continental TKC, montados sobre llantas negras con rayos Excel. El manillar más ancho, la suspensión trasera y el asiento son únicos, para una postura completamente novedosa. El estilo vintage es reforzados por los elevadores del manillar, los cubrehorquillas y poncho enrollado sujeto a un soporte personalizado mediante correas de red. En la parte trasera, los amortiguadores Öhlins de tipo piggyback elevan ligeramente la moto y añaden un acento de color, además de proporcionar mejores sensaciones conductivas.

El asiento presenta los nombres de los socios del proyecto discretamente mecanizados en la base y el cojín realza el aspecto retro de la bobber, con una parte superior de cuero café con los laterales en material encerado.

Otros elementos sustanciales son sus guardabarros minimalistas fabricados a mano, indicadores de giro en las horquillas y el asiento, y las luces LED. Una luz amarilla secundaria PIAA le añade un toque todavía más retro.

Ride Designs añadió madera de tabla de skate en el depósito de combustible y bajo el asiento, ambos montados con soportes metálicos. Los puños de manillar Vans y los reposapiés inspirados en el BMX complementan la obra.

Una robusta placa aluminio situada detrás de la rueda delantera protege el motor y luce un acabado metálico cepillado que también se aplica al escudo térmico del escape, al tapón de combustible y las piezas del motor, que le dan un aspecto de moto antigua.

La Indian Chief Grind Machine también exhibe acabados texturizados y mates en varias cubiertas y, en particular, en el bastidor, donde el acabado mate revela la belleza de la forma y sus soldaduras. En tanto, los colectores de serie se envolvieron y se acoplaron a escapes SuperTrapp.