GRUPO ALPHA INMOBILIARIA VE MENOR INCERTIDUMBRE PESE A COMPLEJA REALIDAD DEL RUBRO Y RETOMA INVERSIONES

0
48

El director de Grupo Alpha Inmobiliaria aborda las alzas de la tasa de interés y el complejo panorama crediticio para el rubro.

Ha sido un difícil año para el rubro inmobiliario, marcado por la incertidumbre del proceso constituyente, las alzas de tasas por parte del Banco Central y los resabios de la pandemia, que tuvo graves consecuencias para algunos actores. Sin embargo, a un mes del plebiscito,  hay nuevos aires que asoman en la industria.

Así lo ve el director del Grupo Alpha Inmobiliaria (https://igrupoalpha.cl/), Max Schnitzer. “Hasta ahora veníamos bajando el ritmo de inversión en forma importante, pero con este resultado ayuda a retomar  inversiones. Se reactivarán los proyectos, pero en forma muy pausada, aunque algunos tomarán al menos seis meses en partir o más , debido a las tasas de interés actuales y los costos de fondos que son muy altos para el mundo inmobiliario”, explica.

Consultado sobre las tratativas de un nuevo acuerdo constitucional, el ejecutivo de Grupo Alpha Inmobiliaria afirma que “este nuevo proceso debe ser un pacto político y social que ayude a salir a Chile de la crisis social que tuvimos, controlar la inflación y la recesión que se nos viene el 2023, que se proyecta más profunda de lo esperado”.

CRÉDITOS

De acuerdo a la última encuesta de créditos elaborada por el Banco Central de Chile, la oferta de crédito a empresas constructoras e inmobiliarias ha profundizado las restricciones durante este año: para empresas constructoras aumentó de un 73% a un 80%, mientras que para las inmobiliarias, de un 64% a un 82%. “Hay razones fundadas”, dice Schnitzer. “Muchas constructoras e inmobiliarias tuvieron problemas de sobrecostos con sus obras durante la pandemia y con una alta inflación están en números rojos”, comenta.

El director de Grupo Alpha Inmobiliaria (https://igrupoalpha.cl/) agrega que “el problema es que con los sobrecostos que hay hoy día en la construcción, los proyectos cuestan más caros: el alza de materiales, el costo financiero es el doble que hace 18 meses y hay muchos menos compradores”.

Las razones más relevantes de la caída de las ventas tienen relación con el alza de las tasas de interés: “En términos prácticos los deudores hipotecarios terminan pagando hasta un 50 por ciento más de dividendo que hace 3 años por el mismo crédito, requieren demostrar muchos más ingresos para calificar en la banca y la mayoría no lo logra por lo que se caen las promesas de compra”. Al respecto la industria ha dado incentivos como “el pago del pie en cuotas, descuentos directos de las inmobiliarias a inversionistas o la venta de propiedades amobladas”.

Pese a ello, Schnitzer prevé que el déficit habitacional va a aumentar en los próximos dos años. “Al haber menos viviendas y debido a que construir es mucho más caro que antes. Por otra parte, los arriendos subirán probablemente más allá de la inflación”, indica.

Según la organización Déficit Cero –iniciativa impulsada por diversos actores sociales con el fin de hacer posible el déficit habitacional cero en Chile- a nivel nacional existe una estimación del déficit potencial al año 2021 de 588.632 hogares, lo que representa un 9% del total de hogares en el país.