ALMACENAMIENTO DE ENERGÍAS RENOVABLES: NUEVA LEY PERMITIRÍA DISMINUIR COSTOS

El ministro de Energía, Diego Pardow, oficializó la promulgación de esta iniciativa aprobada en octubre y presentada durante el gobierno anterior, la que, según expertos, continúa en la senda de transitar hacia una matriz 100% renovable en el país.

Hace unos días se oficializó la ley de almacenamiento y electromovilidad, la cual fue aprobada de forma unánime en el Congreso el mes pasado y que tiene por fin ser un aporte en la meta de Chile de ser un país carbono neutral en el 2050. Según expertos en materia energética, esta medida va en la dirección correcta al promover la participación de las energías renovables con el incentivo al almacenamiento.

La iniciativa legal acelera el proceso de descarbonización del país, donde ya se registró un hito este año, puesto que este 2022 las energías solar fotovoltaica y eólica -en su conjunto- alcanzaron un 29% en la generación anual de electricidad, superando al carbón que con un 27%.

Sobre la medida, Fabián Monsalve, ingeniero del equipo regulatorio de Safira Energía (https://www.safiraenergia.cl), comercializadora de energía que entrega innovadoras soluciones a empresas y les ayuda a transformar su matriz energética, comenta que “esta ley permite que los proyectos de almacenamiento operen como un ente coordinado independiente de las centrales de generación, lo que incorpora la posibilidad de participar en las transferencias de energía y potencia en el sistema eléctrico, para así dar seguridad a un mercado que no se encontraba regulado”.

El titular de la cartera de energía, Diego Pardow, afirmó que esto abre una nueva etapa que va en la línea de impulsar el desarrollo de energías renovables flexibles, para incentivar la utilización de tecnologías limpias que permitan al sistema responder en los peak de demanda, para dejar de depender de los combustibles fósiles.

Buenas noticias para clientes libres

El experto explica que, mediante diferentes modificaciones a la Ley General de Servicios Eléctricos, se define que los sistemas de almacenamiento serán valorizados a costos marginales, incorporando incentivos a pequeños sistemas de almacenamiento en conjunto de la generación distribuida.

“La actual problemática implica una variabilidad del viento y radiación solar o incertidumbre en cuanto a la hidrología, obliga a que las principales tecnologías de generación capaces de entregar energía en todo horario, correspondan a centrales térmicas, mientras que se tiene una sobre oferta de energía solar durante el día que resulta en eventos de vertimiento, llevando a los proyectos solares recibir bajas remuneraciones y dificultades de financiamiento. El uso de almacenamiento permite entregar flexibilidad al sistema eléctrico y avanzar hacia la descarbonización con el incentivo a centrales renovables a incorporar baterías, o a que nuevos proyectos vean seguridad en sus inversiones”, comenta Fabián Monsalve.

Otro punto importante de esta ley, de acuerdo al experto, es que va dirigida a los usuarios finales o quienes retiran energía como clientes libres, con la posibilidad de incorporar baterías que almacenan esta durante el día, e inyectan durante la noche, para con esto cambiar su curva de consumo y poder optar por ofertas de suministro eléctrico más atractivas.

“Con la ley promulgada, ahora se dispone de un año para establecer los reglamentos necesarios para la correcta operación de estos sistemas. Es importante avanzar y considerar la posibilidad de operar de forma automatizada y, con esto, reducir los costos sistémicos por la operación de centrales térmicas para el control de estas faenas”, cierra el experto de Safira Energía.

Para saber más, visita: https://www.safiraenergia.cl/