¿CÓMO GARANTIZAR UNA BUENA Y SEGURA EXPERIENCIA DE COMPRA ONLINE?

Para evitar fuga de clientes, es esencial que, en días de alto flujo de compras en línea, las empresas de retail cuenten con soluciones de observabilidad que identifiquen automáticamente los peaks de tráfico que pueden afectar la velocidad y rendimiento de las aplicaciones, así como garantizar la seguridad de los datos de los clientes.

Navidad, Cyberdays, Black Friday, son eventos que generan una enorme demanda, las personas buscan descuentos y un servicio cada vez más rápido. Ante este explosivo aumento de tráfico, es fundamental que las empresas de retail cuenten con soluciones para que el rendimiento de las aplicaciones y la experiencia del usuario no se vea afectada, ya que eso genera fuga de compradores. Según un informe de PwC, en América Latina, el 49 % de las personas dijo que se alejaría de una marca después de una mala experiencia.

Por parte de las empresas de retail, en un estudio reciente de Dynatrace, empresa internacional de software inteligente, se menciona que, al igual que otras industrias, el sector minorista está recurriendo a entornos dinámicos de multinube, arquitecturas nativas de la nube y código fuente abierto para mejorar la agilidad digital, y así poder brindar mejores experiencias de compra en línea.

“Esto mismo hace que los equipos de DevOps se vean presionados para ofrecer una solución innovadora más rápida, y al mismo tiempo detener las vulnerabilidades, labor que se dificulta en el mundo nativo de la nube”, señala Cristián Castro, Regional Vice President SOLA de Dynatrace. “El aumento del tráfico genera peaks de carga abrumadores e impredecibles en los sitios web de los minoristas y expone los puntos más débiles de la infraestructura de una empresa, lo que amenaza el rendimiento de las aplicaciones y la experiencia del usuario”, agrega.

Para garantizar una navegación segura y fluida en periodos de alta demanda, las empresas deben implementar ciertas medidas:

  • Establecer con anticipación prácticas de observabilidad adecuadas para las cargas máximas del sitio y detectar vulnerabilidades en tiempo de ejecución, así como ciberataques.
  • Contar con un monitoreo sintético para comprender el efecto en los usuarios.
  • Supervisar de manera proactiva los sitios antes de las fechas en que se concentran las compras. Las pruebas tempranas durante el viaje del cliente pueden entregar información sobre las debilidades de la aplicación y el sitio, que podrían afectar las transacciones y la lealtad del cliente.
  • Hacer un inventario de los factores clave que podrían obstaculizar el rendimiento. Hay que considerar problemas como los bloqueos de aplicaciones, tiempos de carga de páginas, así como la programación de aplicaciones, interfaces (API) e interfaces de terceros.
  • Planificar las prácticas del equipo para manejar incidentes, pues es frecuente que estos comiencen a actuar durante el incidente.