LA INFRAESTRUCTURA DE COMUNICACIONES ES UN DESAFÍO CLAVE EN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA MINERÍA

La digitalización de la Industria Minera exige soluciones de TI flexibles y escalables, que permitan a las empresas no quedarse en el camino. Especialista de Furukawa electric LatAm explica qué tecnologías despuntan en este segmento, y por qué es clave contar con una infraestructura de conectividad robusta.

El uso estratégico de los datos es una de los ejes más visibles en la Transformación Digital de la Industria Minera, en tanto permite obtener información muy valiosa para el negocio, y así generar empresas cada vez más productivas y eficientes.

Lucas Samyn, Coordinador de Ingeniería para el Cono Sur de Furukawa Electric Latam, añade que el sector también “está poniendo el foco en la convergencia de Tecnologías de la Información (TI) y Tecnologías de la Operación, con el objetivo de optimizar su eficiencia operativa, mejorar sus procesos comerciales y logísticos, minimizar errores y fallas de funcionamiento de la maquinaria, aumentar la producción y reducir costos. Y para esto contar con una infraestructura de conectividad sólida es imprescindible, para articular las aplicaciones y tecnologías que la digitalización del negocio minero exige”.

Para convertirse en verdaderas industrias 4.0, las compañías mineras avanzan aceleradamente en la incorporación de soluciones de IoT, IA, Automatización, Big Data y Cloud, que permiten generar impacto en toda la cadena de valor del negocio.

Tal es así que, para transformarse digitalmente, el 82% de las empresas del sector minero planeó aumentar sus inversiones en 2022, según señala un relevamiento de EY.

En ese sentido, Lucas Samyn destaca que “las infraestructuras de conectividad óptica deben tener ventajas técnicas de diseño y construcción claves para adaptarse a ambientes con condiciones extremas y hostiles; tales como la intemperie, los rayos UV, el polvo, la humedad, las interferencias electromagnéticas, vibraciones, altas temperaturas, fuego y la acción de agentes químicos como aceite e hidrocarburos. Además, permite que el área de máquinas, aplicaciones y robots autónomos se comuniquen en tiempo real, aprendan y optimicen su funcionamiento”.

El especialista de Furukawa agrega que otro factor clave en la selección de tecnologías ópticas para la Minería, es que sean a prueba de futuro. Es decir, que sea una infraestructura de comunicaciones capaz de sobreponerse a la obsolecencia tecnológica a mediano y largo plazo, y que no necesite mayores actualizaciones a medida que aplicaciones y tecnologías evolucionan.

Por ejemplo, la infraestructura de conectividad debe poder soportar en el presente y el futuro el avance y mayor adopción del Minverso (Metaverso Minero) y la Transformación Digital en estos ambientes, otra de las tecnologías que está generando disrupción en el sector, habilitando la posibilidad de recrear una faena minera en formato digital e inmersivo, para aprender su funcionamiento de forma completamente remota e interactiva.

El Minverso también mejorará la experiencia de uso de los Gemelos Digitales (Digital Twins), una práctica ya instalada en la Minería, que permite iterar distintas soluciones a través de réplicas virtuales, antes de implementarlas en la faena y, de ese modo, mejorar la eficiencia y reducir costos.

“Este despliegue incrementará la demanda de mayor velocidad, capacidad de cómputo y menor latencia, por lo que las tecnologías ópticas se convertirán en la conexión indispensable, ya que garantiza parámetros que son fundamentales para brindar una mayor estabilidad en la señal, y una transmisión de audio y video en tiempo real”, explica explica el especialista de Furukawa.

En un contexto donde la Transformación Digital es un proceso continuo, modernizar las redes de comunicación alámbricas e inalámbricas, es clave y urgente.

La inversión en infraestructura óptica garantizará una conectividad estable y robusta que dará soporte a las nuevas aplicaciones que se sumen en el futuro.

Furukawa IoT for Industry System, FI²S, es el portafolio para redes de comunicación en ambientes críticos, como minería, siderurgia, petróleo y gas, y manufactura en general, entre otras, que ayudan al cliente a reducir riesgos, tomar decisiones asertivas y rápidas.