NUEVO AUDI SQ5 SPORTBACK: EL MÁS DEPORTIVO DE LA GAMA

Static photo, Colour: Dragon orange

Con la llegada de esta variante, la versión tope de la familia Q5, Audi continúa ampliando su oferta de productos deportivos y, a la vez, prácticos para el día a día.

Gracias a su potente motor V6 de 3.0 litros turbo, este SUV deportivo entrega 354 hp de potencia y 500 Nm para una experiencia radical al volante.

En el interior, el contraste entre el negro de la tapicería, costuras en rojo e inserciones de aluminio cepillado en el panel central, entrega una sensación de deportividad al momento de ingresar en el vehículo. 

Santiago – La renovación que ha hecho Audi durante estos dos años no ha sido casual. Y es que el fabricante de Ingolstadt pasó de tener una oferta limitada de productos en 2020, a un portafolio completo, con más de 20 opciones que se ajustan a las necesidades de cada cliente, con variantes extremas como lo es su gama RS e incluso, con dos modelos 100% eléctricos. Ahora es el turno de la familia Q5, la cual se completa con la llegada de su variante tope de gama: el nuevo SQ5 Sportback. 

Este nuevo modelo viene a coronar la gama Q5 y su característica principal es su increíble motor V6 3.0 TFSI de 354 hp de potencia y 500 Nm de torque, con el que alcanza el 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Toda la potencia se transmite al asfalto a través de una caja de cambios tiptronic de ocho velocidades y de la tracción integral permanente quattro, que reparte el par de forma variable entre los ejes delantero y trasero y que también se complementa con una suspensión neumática adaptativa con ajuste específico “S”.

“Completar la renovación de la familia Q5 con una variante deportiva como el SQ5, es poder reflejar las características que hacen de Audi una marca excepcional: motores potentes y a la vez eficientes, tracción permanente quattro, un interior que denota deportividad desde el primer minuto y una sensación de manejo sin igual”, cuenta Juan José Domínguez, gerente de Audi en nuestro país.

A Chile, este modelo arriba con un precio desde los $94.990.000 y cuenta con 8 opciones de color exterior, tecnologías de asistencia a la conducción, así como un interior que no solo brinda una gran experiencia deportiva, sino que también adiciona un completo equipamiento y un gran confort. Por otro lado, y como ya venimos viendo en la marca de los cuatro anillos, al ser Sportback, este nuevo modelo cuenta con un diseño totalmente dinámico, similar a los modelos estilo coupé, con una silueta arqueada desde el frontal hasta la caída del maletero.

Diseño exterior: potencia a primera vista

Al igual que en el Q5 Sportback, este nuevo SQ5 incorpora las nuevas líneas de diseño de la familia “Q”, las que enfatizan esa clara expresión de potencia, dinamismo y seguridad. Su frontal cuenta con menor profundidad, pero más anchura, lo que le brinda una mayor presencia en las calles y también resalta su Singleframe octogonal de color negro. Por otro lado, las tomas de aire laterales son más dinámicas, ya que han aumentado en altura y ahora están estructuradas por inserciones trapezoidales también en color negro. 

En cuanto a los faros, el nuevo SQ5 Sportback cuenta con tecnología Matrix LED con indicador dinámico y lavafaros, la cual se combina un sistema de cámara con fuentes de luz LED y óptica de precisión para una distribución adaptativa de la luz, haciendo más segura la conducción de noche y entregando una mayor claridad hasta los 150 metros. De esta forma, el sistema activa y desactiva automáticamente los haces de luz para no obstruir la visión de los vehículos que vienen en la dirección opuesta, pero sigue iluminando plenamente el resto de las zonas de la carretera que influyen en la visión del conductor. 

Visto desde el lateral, y como una característica propia de las variantes Sportback de Audi, este modelo tiene una angulosa caída hasta el maletero, lo que le entrega esa sensación de dinamismo y velocidad a la silueta del auto. Llantas de 21” Audi Sport, retrovisores exteriores en negro y barras de techo también del mismo color, acentúan su concepto deportivo. 

En la parte trasera, destaca el parachoques más alto y con un soporte de aluminio mate, bajo el cual se encuentran las salidas de escape dobles cromadas. A si vez, se suman las luces traseras LED con indicador dinámico, lo que le da al SQ5 Sportback, un aspecto más imponente. 

Respecto a las dimensiones, este nuevo SUV cuenta con 4.689 mm de largo, 2.140 mm de ancho, 1.633 mm (30 mm menos que la variante Q5 Sportback) y una distancia entre ejes de 2.824 mm.  

Interior deportivo y confortable

El interior del Audi SQ5 Sportback está diseñado para entregar una sensación de amplitud y deportividad desde el momento que uno abre la puerta. El contraste negro de los asientos y la tapicería, junto con las costuras en rojo, que adornan los asientos y el volante están inspirados en modelos de competición. Por otro lado, los embellecedores de aluminio iluminados de las puertas están decorados con los logotipos “S”, al igual que los asientos. 

Las inserciones de aluminio cepillado en el panel central también ayudan a este contraste de colores y texturas que tiene el SQ5 Sportback, los que se combina a la perfección con la tecnología presente en el interior. Como punto principal destaca la pantalla táctil de 10,1” MMI Navigation Plus con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay, la que junto al Audi Virtual Cockpit Plus de 12,3” entregan una experiencia digital de manejo amigable y avanzada. 

Los asientos deportivos delanteros son calefactados, con ajuste eléctrico, cuentan con soporte lumbar, función masaje y función memoria para el conductor. Mientras que el tapizado de las plazas es de Nappa fino con la “S” en relieve, el techo interior es de color negro y los detalles interiores en leatherette. A su vez, el volante de 3 radios con base achatada tiene un diseño deportivo y multifuncional, cuenta con levas de cambio y ajuste eléctrico. 

Otros detalles que también destacan del interior es su climatización automática de 3 zonas, su sistema de sonido Bang & Olufsen con sonido 3D

19 parlantes y 755W, así como la iluminación interior personalizable en 30 colores. El maletero tiene una capacidad de 500 litros expandible a 1.470 litros con la segunda fila abatida. 

Potencia y asistentes de conducción

Si hablamos de deportividad, un motor de 2.0 litros quizás no es suficiente. Es por eso que el SQ5 Sportback incorpora el potente motor V6 de 3.0 litros TFSI de 354 hp (5.400-6.400 rpm) y 500 Nm (1.370-4.500 rpm), el que se combina con una caja automática Triptronic de 8 velocidades y tracción integral permanente quattro para una alta performance sin preámbulos. 

Asimismo, cuenta con seis modos de conducción (Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic, Offroad e Individual) y suspensión neumática adaptativa con ajuste específico “S”.

De 0 a 100 km/h en tan solo 5,4 segundos y con una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h, el SQ5 Sportback no se guarda mucho. Sin embargo, para todas estas prestaciones en potencia, también es necesaria la seguridad. 

Por ello, este SUV coupé adiciona 8 airbags (frontales, laterales de cortina delanteros y traseros, así como el sistema Audi Pre Sense Rear, el cual, con la ayuda del sistema de sensores traseros del Audi Side Assist, registra el tráfico por la parte trasera y, como complemento a las acciones del Audi Pre

Sense Basic, desplaza los asientos con memoria a una posición lo más favorable posible para mitigar las consecuencias de un posible accidente por la parte trasera. Por otro lado, este modelo incorpora asistentes de conducción como el Aviso de cambio y salida de carril, con el cual, mediante pequeñas alertas lumínicas y de sonido, alerta al conductor cuando éste involuntariamente está perdiendo el curso donde viene.

A nuestro país, el nuevo Audi SQ5 Sportback llega a coronar la familia Q5, la cual cuenta con las variantes Q5 (45 TFSI y 45 TFSI Sport), Q5 Sportback (45 TFSI y 45 TFSI Sport), ambos con motores MHEV y esta nueva y radical variante, la cual se posiciona como la tope de gama.