RED MOVILIDAD INICIA LA MAYOR RENOVACIÓN DE SU HISTORIA

En mayo de 2023 el 40% del sistema operará bajo nuevos contratos con más exigencias para los operadores.

Más de un millón de personas de 12 comunas se verán beneficiadas con la inyección gradual de más de 1.600 buses nuevos.

Santiago, 7 de diciembre. Este sábado 10 de diciembre Red Movilidad comenzará la más importante de sus transformaciones. Ese día y gradualmente hasta mayo de 2023, se implementarán los nuevos contratos del transporte público capitalino, que entre otras cosas permitirá la inyección de 1.600 nuevos buses.

Esto se traduce en que el 40% del sistema quedará bajo condiciones de operación más exigentes y que 2 de cada 3 buses que circulen en la calle sean de alto estándar, con aire acondicionado, bajísimo nivel de ruido y de contaminantes, piso bajo, puertos USB y otras comodidades.

“Este es el inicio de un camino donde Red Movilidad alcanzará un nuevo nivel de seguridad y comodidad para sus usuarios, con la renovación de flota más importante de su vida. Vamos a inyectar gradualmente mil buses eléctricos y 600 ecológicos, bajo condiciones de operación más exigentes para que las personas tengan mejores viajes. Será una de las flotas eléctricas de buses más grande fuera de China y lo que es mejor, distribuida equitativamente en toda la ciudad y no sólo en los sectores más acomodados”, explicó el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz.

El proceso es parte de una serie de transformaciones que se llevarán a cabo desde este fin de semana, cuando comiencen a implementarse los nuevos vehículos en 150 servicios, además de una decena de recorridos nuevos. A esto se suma la incorporación de un nuevo operador.

Los cambios beneficiarán a un millón de personas, especialmente de comunas como Renca, La Reina, Huechuraba, Quilicura, Independencia, Recoleta, Las Condes, Vitacura, Peñalolén, Puente Alto, Conchalí y Lo Barnechea. Varias de ellas no tenían hasta ahora la posibilidad de acceder a buses de este tipo.

Otra de las características relevantes es que los 1.600 buses nuevos que ingresarán paulatinamente cuentan con sensores para reducir puntos ciegos, los que disminuyen el riesgo de siniestros, en especial con peatones y ciclistas.

Así, en mayo del próximo año se completarán 4.300 buses de alto estándar, lo que equivale al 65% del total de la flota. Esta transformación se complementará con la renovación de cerca de 12 mil paradas y la incorporación inédita de 300 detenciones seguras y accesibles, con botón de pánico, panel de información variable e información para personas con discapacidad visual.

Paola Tapia, directora de Transporte Público Metropolitano, agregó que “fuimos pioneros en electromovilidad en buses hace 5 años y hoy damos un paso más, pues al terminar el primer semestre de 2023, llegaremos a 2 mil buses eléctricos, convirtiendo a Santiago en una de las ciudades con mayor flota eléctrica en el mundo”.

Para eso se considera un trabajo de difusión que incluye la página web www.red.cl/avanzamoscontigo con el detalle de los cambios, además de información en redes sociales y diferentes plataformas. Habrá un equipo de monitores durante los próximos seis meses para apoyar a los vecinos y vecinas en la información de las novedades.

La delegada presidencial, Constanza Martínez, destacó este proceso de renovación “que va a impactar a más de un millón de personas de toda la Región Metropolitana y que reconoce principios de trabajo tan importantes como son poder otorgar mayor dignidad a las personas en su movilidad, poder conectar a nuestra región y poder dotar de mayor seguridad a nuestros espacios públicos”.

Claudio Castro, alcalde Renca, valoró que “desde el ministerio, y especialmente desde el DTPM, ha habido un trabajo muy cercano al municipio para poder prepararnos para este cambio, que va a requerir también ser acompañado en su implementación. Reiteramos nuestra disposición a colaborar y jugarnos para que esta nueva experiencia sea una experiencia digna, como lo merecen nuestras vecinas y vecinos”.

En la misma línea, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, destacó “este avance importante, que se termina de concretar después de un trabajo de varios años, para poder llevar una parte importante de la flota de buses a la comuna, en Puente Alto, a que funcionen de manera eléctrica no solamente en el eje Concha y Toro, sino que en distintas vías y sectores de la comuna”.

El nuevo modelo abrirá también nuevas oportunidades laborales, que permitirán el ingreso de más mujeres a Red Movilidad, aumentando la cantidad de conductoras.

En 2013, solo el 1,5% del total de conductores del sistema eran mujeres, porcentaje que hoy llega al 6,5%. A través de las nuevas bases de licitación, los operadores deben tener como mínimo 7,5% de mujeres en áreas operativas (conductoras, mantenimiento, jefes de patio, etc.).