CUATRO TENDENCIAS TECNOLÓGICAS QUE MARCARÁN EL 2023

Robot Waiters Serving Food And Drink In Bakery Shop
Robot Waiters Serving Food And Drink In Bakery Shop

Autopistas inteligentes, estadios con monitoreo de vanguardia y robots de servicios, son sólo algunas de las innovaciones que impactarán favorablemente distintos sectores. 

El cambio climático, la necesidad de desarrollo sostenible, la búsqueda de seguridad y los desafíos económicos, entre otros factores, han puesto más que nunca en evidencia lo fundamental que es la innovación para el progreso de la sociedad. De hecho, Naciones Unidas ha asegurado que las tecnologías digitales pueden apoyar y acelerar el logro de cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluidos el fin de la pobreza extrema, la reducción de la mortalidad materna e infantil, la promoción de la agricultura sostenible y y el logro de la alfabetización universal.

En este sentido, han surgido en los últimos años múltiples soluciones tecnológicas que impactan directamente la vida cotidiana de las personas y la operación de empresas de diversas industrias. Pero ¿cuáles son las que llamarán la atención este 2023? Desde Convergint Technologies, integrador de soluciones multinacional con presencia en todo el continente, comentan que hay cuatro tendencias tecnológicas que marcarán pauta y llegarán para quedarse en los próximos meses.

La nueva generación de recintos deportivos. El último mundial de fútbol de Qatar no sólo pasará a la historia por su emocionante final, sino también por la alta inversión en tecnología y seguridad,  con más de 15.000 cámaras en los estadios y zonas aledañas que eran monitoreadas en tiempo real las 24 horas del día. Lo interesante es que estos montajes de vanguardia no sólo se limitan a eventos de índole global, sino que ya están siendo aplicados en muchos estadios y centros de eventos alrededor del mundo. Se trata de aplicaciones con inteligencia artificial (IA) que además de captar imágenes en alta resolución las analizan y, tomando programaciones previamente configuradas, envían notificaciones y alertas tempranas. Otra solución que comenzará a tomarse estos sitios de alta convocatoria son los sistemas de reconocimiento facial. En estos, el software identifica la parte del video o imagen que representa el rostro, luego estandariza la resolución, los niveles de zoom y el brillo, para después identificar los datos más relevantes y realizar la codificación.

Autopistas inteligentes. Parecen espacios del futuro, pero ya son parte de los planes en  China, Japón y algunos países europeos. Cuentan con cámaras de alta resolución y visión nocturna de última generación, capaces de proporcionar una cobertura 24/7 de las carreteras, y conexión wifi 5G, que garantiza el acceso a internet a todos los conductores con un dispositivo electrónica. Asimismo, tienen alarmas de prevención de incendios en túneles e iluminación automatizada con dispositivos que programan la hora exacta en que se encienden y apagan las luces, controlando el gasto en energía. Así, no sólo aumentan el nivel de seguridad y comodidad para los usuarios, sino que además dan paso a la optimización de recursos a nivel estatal y privado.

Robots al servicio de las personas. Desde siempre los robots han facilitado la realización de tareas en distintos sectores, pero ahora han evolucionado dotando de mayor inteligencia a las máquinas y ampliando notoriamente su alcance. Los robots llegarán este año, y cada vez con más fuerza, a las áreas de servicio con impactos relevantes en agilidad y eficiencia. Un muy buen ejemplo es la hotelería, donde varias cadenas de renombre  ya los están integrando en distintos roles, que van desde proporcionar información interactuando con humanos, hasta entregar un pedido en la habitación.  Los más visibles son los robots que operan en el lobby, que cuentan con rostros y brazos humanizados y son guiados por sensores táctiles, de presencia y de movimiento, siendo capaces de interpretar la voz humana y brindar información general.

Salas Smart. Si bien el retorno a la presencialidad ya es una realidad, lo cierto es que las personas se inclinan por las ventajas de un modelo laboral híbrido que exige adaptar los entornos de trabajo, especialmente las salas de reuniones. Es por eso que el 2023 seguirá siendo el año de consolidación de las llamadas salas de reuniones “smart” que tienen como base pantallas, cámaras, micrófonos y parlantes de primer nivel. Pero además de eso, cuentan con equipos de climatización que pueden ser controlados a distancia, persianas motorizadas para regular el ambiente para una presentación perfecta, control de iluminación inteligente según necesidades y hora del día y sistemas de agendamiento que permiten acceso al edificio y optimizar al máximo el uso de los espacios. Productividad, comodidad y reducción de costos son sólo algunos de los beneficios de instaurar este tipo de instalaciones en las compañías, automatizando la operación y disminuyendo la posibilidad de fallas o errores.