INVESTIGADORA BELÉN BARRAZA ASUME COMO NUEVA DIRECTORA DE LA UNIDAD DE EQUIDAD Y DIVERSIDAD DE GÉNERO DEL AMTC

En su puesto liderará el trabajo al interior del Centro para promover y profundizar políticas de integración de diversidades y no discriminación por género.

“Tenemos que dar un paso más allá en cuanto a cambiar la cultura organizacional, y considerar todas las demás diversidades que hay en una institución y en la sociedad” afirma.

SANTIAGO, 3 DE ENERO DE 2023.- La investigadora María Belén Barraza, doctorada especialista en fluidodinámica, ha sido nombrada como nueva directora de la Unidad de Equidad y Diversidad y Género del Advanced Mining Technology Center (AMTC) de la Universidad de Chile. En su puesto liderará el trabajo al interior del Centro para promover y profundizar políticas de integración de diversidades y no discriminación por género.

La Dra. Barraza ha tenido interés por trabajar y colaborar en este tema desde que inició sus estudios de posgrado, cuando integró la Comisión de Igualdad de Género y Desarrollo Académico de la FCFM (2017-2018), precursora de su Dirección de Diversidad y Género. Además fue durante cuatro años tutora de posgrado en la Escuela de Posgrado y Educación Continua de la misma Facultad, en donde se interesó también por políticas de calidad de vida. “En el mundo de la ingeniería estamos muy enfocados en producir y hay pocas personas enfocadas en pensar en estos otros temas. Hay una postura de ‘si a mí no me afecta, entonces no me interesa’. Mi motivación es que ese tema sí me interesa y creo que es necesario que haya personas que sean agentes de cambio cultural en las organizaciones y que hagan ver que la calidad de vida es importante para la productividad que les interesa tener”, explica.

La nueva directora de la UDG valora las iniciativas que el AMTC ha impulsado para avanzar en la equidad de género, como el concurso abierto en 2022 exclusivamente para investigadoras, pero estima que se puede hacer mucho más: “Tenemos que dar un paso más allá en cuanto a cambiar la cultura organizacional, y considerar todas las demás diversidades que hay en una institución y en la sociedad. Como dije en mi discurso al recibir la Medalla Doctoral, la diversidad solo enriquece a una institución. Hay estructuras sociales que hacen que a las diversidades les cueste más avanzar en sus carreras profesionales, entonces creo que es el rol de la institución el fijarse en esas pequeñas cosas para no perder talentos y para generar una cultura inclusiva”.

La investigadora también cree que el AMTC puede llegar a convertirse en un referente dentro de la industria minera, para lo que considera necesario incorporar otras temas como la calidad de vida, la conciliación entre el trabajo y el tiempo del hogar (especialmente en el caso de las mujeres), manejo del estrés y dar herramientas a las personas para gestionar su tiempo”.

“Por mi experiencia trabajando en este campo, creo que dos años es un plazo prudente para pensar en evaluar si se ha logrado hacer un cambio cultural dentro de nuestro Centro”, finaliza la Dra. Barraza.