“POR UN CHILE QUE LEE” ENTREGA 102 MOCHILAS CON MATERIALES DE LECTOESCRITURA A NIÑOS Y JÓVENES DAMNIFICADOS POR EL INCENDIO EN VIÑA DEL MAR

Familias Power, ONG Moviendo y Desafío Levantemos Chile, hicieron entrega de 102 mochilas de entretenimiento y aprendizaje a 55 niños y niñas y 47 adolescentes del sector de Agua Santa, Rodelillo en Viña del Mar, quienes perdieron sus útiles escolares, libros y materiales básicos tras el incendio que ocurrió el pasado 23 de diciembre.

Esta iniciativa reúne a más de 100 entidades públicas y privadas, entre las que se encuentran fundaciones, universidades, academia y privados, y que nace tras la necesidad de intervenir y reducir las brechas de lectura que dejó la pandemia a nivel educacional a lo largo de todo el país.

La entrega en Viña del Mar se hizo en el contexto de un taller de verano organizado por la ONG Moviendo, tras el apoyo brindado por Desafío Levantemos Chile y la Fundación Familias Power para reunir las mochilas y materiales necesarios para cada niño, aportes que fueron entregados por distintas organizaciones y personas. Entre ellas están Fundación Ibáñez Atkinson, Faber Castell, ONG Good Neighbors Chile, Libros Amanuta, Bubba Bags, libros Ma. Eugenia Coeymans, CIIL Universidad de Los Andes, Colegium, Fundación Educacional Oportunidad, Empresas Copec, Buk RRHH, Imactiva, SIP, Penguin Random House, Teresita Romero, Susana Claro, Corporación Cultural Cámara Chilena de la Construcción, Anette Alemán, entre otras.

Rezago educativo

Una de las áreas educativas más afectadas en las aulas chilenas debido a la pandemia ha sido la lectura y escritura. Estas competencias son básicas y necesarias para que los estudiantes puedan desenvolverse tanto en su entorno educativo como en el ámbito social y laboral. Por esto, la red se enfoca directamente en buscar soluciones a la profunda crisis en el aprendizaje de lectura, mediante diversas acciones de corto y mediano plazo y con un enfoque colaborativo entre el sector público y privado.

“Estamos ante una debacle educativa que requiere urgencia en la acción. Es un imperativo ético y por sobre todo humano atenderlo en el más corto plazo. Es por eso que nos articulamos en Por Un Chile Que Lee. A ello, se suma el incendio de Viña. Se hace urgente apoyar a quienes más sufren en casos de catástrofes: los niños. Es gratificante ver que entre distintas organizaciones, empresas y personas y con el apoyo de ONG Moviendo, somos capaces de entregar apoyo concreto y de utilidad para más de cien niños y niñas que perdieron sus juguetes, sus artículos escolares, libros y, muchas veces, aquellos elementos que era su fuente de seguridad y paz”, precisó por su parte Anne Traub, directora ejecutiva de la Fundación Familias Power.

Pablo Fuenzalida, Director de Moviendo por Chile, relevó lo crucial de esta instancia en virtud de que la ONG posee un trabajo de hace muchos años en el sector que se vio afectado por el incendio y alrededores. “Para nosotros la permanencia en el territorio es clave para la generación de lazos y vínculos afectivos. Por otro lado, valoramos el aspecto colaborativo, con varias organizaciones involucradas en esta iniciativa y nosotros, desde ese trabajo territorial, esperamos hacer todo lo posible para que la colaboración que se ha reunido llegue directamente a las personas sin intermediarios. Agradecemos también la confianza y la paciencia para respetar los procesos de la gente del sector”.

La directora de educación de Desafío Levantemos Chile, Marcela Gutiérrez, agradeció el gran apoyo recibido: “Estamos muy felices porque instituciones como Familias Power y la ONG Moviendo, entre muchas otras, confiaron en Desafío para ir en ayuda de los niños, niñas y adolescentes afectados con el incendio. Hoy gracias a todos ellos, podemos llegar rápidamente con mochilas, libros de lectura y otros materiales. Gracias a todos los que nos siguen apoyando para Levantar Viña”.

Además de la entrega de las mochilas en la jornada, se contó también con juegos inflables, carritos de comida y actividades entretenidas para todos los niños y niñas dirigidas por la ONG Moviendo y apoyadas por Desafío Levantemos Chile y Familias Power.