¿QUÉ VESTIR Y QUÉ NO EN UNA ENTREVISTA LABORAL?

0
331

Hay una sola posibilidad para causar una buena primera impresión y cuando se habla de trabajo, esta puede valer el puesto o no.

Para la postulante, el momento de qué ropa elegir suele volverse una situación estresante ya que, a los nervios propios de la entrevista, se suma el interrogante de si ir de tal manera resultará muy forma o no, si dará sensación de desprolija o muy acartonada, entre otras cuestiones que hacen de la elección del outfit un verdadero desafío.

Que si botas mujer altas o más bien algo bajo, que si remera, camisa o, por qué no, un vestido… un sinfín de combinaciones que salen del placard, pasan frente al espejo y van depositando en la cama según gusten o vayan siendo desechadas.

A continuación, te brindamos algunos tips y recomendaciones para que hagas la mejor elección según tus posibilidades.

El calzado

Puede que no parezca lo principal debido a que, normalmente, solemos creer que las entrevistas las haremos sentadas en un escritorio y que nuestros pies no se verán. Sin embargo, un pequeño descuido en cualquiera de las prendas puede resultar sumamente significativo. Por ese motivo, comenzamos con la que, quizás, menos se ve.

Los botines mujer pueden ser el tipo de calzado que mejor se adapta a diversos looks que podamos probarnos.

El botín mujer tiene la ventaja de tener estilo, formalidad y comodidad por partes iguales: puede pasar más desapercibida que las botas de caña alta, ser menos formales que unos zapatos, pero más “serias” que una sandalia y, por supuesto, una zapatilla.

Está claro que los botines pueden combinar a la perfección con un pantalón de jean al cuerpo o alguno más suelto, al igual que con pantalones de vestir más formales de tela gabardina.

En cuanto a las botas de mujer, muchas veces las de caña alta suelen ser hermosas y muy elegantes. Sin embargo, depende con qué se las combine pueden resultar un faro de atención muy importante y jugar una mala pasada.

Claro es que estas botas de invierno mujer suelen pasar más desapercibidas en esta temporada del año donde con motivo de las bajas temperaturas, tener botas altas ayudan a proteger más contra el frío y dotan al look de un estilo elegante e imponente.

Igualmente, dependiendo con qué las acompañes, estas botas para mujer también pueden ser una buena opción en la temporada estival. Cierto es que el calor puede incomodarte y, lo que menos querrás en plena entrevista, es estar incómoda. Sin embargo, con un vestido suelto hasta la altura de la rodilla puede ser una gran opción.

La elección de botas o de zapatos, está sujeta, principalmente, a lo que lleves puesto arriba, pero iniciamos por el calzado para que tengas en cuenta lo antes dicho: aunque parezca lo menos relevante, no hay que perder de vista ningún detalle.

¿Falda o pantalón?

Si quieres comenzar con el pie derecho, una buena estrategia es conocer el código de vestimenta del trabajo en el que te postules. Existen lugares donde las faldas siguen siendo vistas con cierto recelo y, por más que tu look sea fabuloso, arrancarás con un punto abajo apenas cruces la puerta.

Si tienes alguna duda al respecto, los pantalones nunca fallan y te ahorrarán cualquier tipo de disgusto.

De acuerdo al tipo de trabajo, podrás evaluar si es mejor ir con un pantalón pinzado y más formal como uno de gabardina o si puedes ir con algo más liviano como puede ser el lino. Un jeans también puede ser una buena elección, aunque, insistimos, tené en cuenta el lugar al que vayas a presentarte, ya que hay empleos en empresas privadas u organismos estatales donde, directamente, no pueden ser utilizados.

Lo que no es para nada recomendable es llevar minifaldas. Pueden resultar muy cómodas y elegantes, pero para una entrevista laboral se recomienda evitarlas y, en su lugar, elegir faldas que cubran la totalidad del muslo hasta la rodilla.

¿Y arriba qué me pongo?

Siguiendo el tips anterior: el lugar al que te vayas a postular orientará en la decisión. Una camisa nunca falla y da presencia, elegancia y formalidad. Del mismo modo, una remera acompañada de un blazer haciendo juego puede otorgarte un outfit con botas largas de mujer un poco menos formal, pero no por ello menos elegante y bien logrado. Claro que esto también estará sujeto a qué pantalón o falda llevas puesta.

Los vestidos también pueden ser una buena opción, pero retomando los códigos de vestimentas de ciertos lugares, es posible que estos resulten muy llamativos en algunos espacios de trabajo.

Otros tips a tener en cuenta

Por básico que parezca, no está mal recordarlo: chequea con tiempo suficiente que tu ropa no esté manchada y, sobre todo, procura que esté impecable y planchada antes de salir de tu casa.

Una prenda que no luce del todo limpia o parece desarreglada dará sensación de desprolijidad y eso es un punto en contra.

También es recomendable optar por colores neutros, tales como azules, negros, blancos y grises, siempre intentando contrastar entre las prendas para lograr un mejor look.

En cuanto al calzado, no es necesario querer impresionar con las mejores marcas de botines mujer: elige los zapatos que mejor se adapten a tu outfit y que te resulten cómodos para andar.

A veces, aprovechar una oferta botines mujer puede ser una gran inversión en este sentido.

Si de accesorios hablamos, no hagamos abuso de estos con el fin de resaltar la vestimenta. Este es un típico error: si la remera es de un color neutro y parece transmitir poco, enseguida se carga de collares y aros que levanten. Esto no siempre es así y, por el contrario, para entrevistas laborales es mejor evitarlos o usar algunos que, prácticamente, parezcan una anécdota dentro de toda la apariencia.

Por último, no pierdas de vista la cultura de trabajo del lugar al que te postules: esto te ayudará a ir con una apariencia más acorde y eso se traducirá en un mayor grado de confianza y comodidad.