OMODA LLEGA A CHILE CON AMBICIOSO PLAN DE EXPANSIÓN

0
250

Su primer lanzamiento será el SUV OMODA C5, que es un referente en seguridad, tecnología y calidad, y fue diseñado bajo estándares europeos.

Éste sienta las bases de una marca con identidad propia, que tiene como objetivo posicionarse como una de las líderes del país.

Precedida de un gran éxito de ventas en los mercados en los que está presente, llega a Chile la marca automotriz de origen chino OMODA, de la mano directamente de su filial.

Representa una profunda visión y reflexión sobre la juventud, la diversidad y la globalización, proporcionando una refinada y sofisticada experiencia de viaje para las nuevas generaciones con su  identidad “CROSS”.

Por lo mismo, va más allá de la fabricación de vehículos y busca ser y hacer experiencias, de la mano de la tecnología, el diseño y la co-creación. De ahí su nombre: la “O” simboliza la vida, al ser la letra que representa al elemento del oxígeno, pero también significa sorpresa ante lo nuevo. Mientras que la palabra “Moda”  apunta a su estrecha relación con las nuevas tendencias, construyendo un ecosistema de usuarios en torno a sus productos en virtud de su fuerza tecnológica,

Así, aspira, en un futuro, a estar presente en distintas áreas relacionadas con la calidad de vida de un público que es muy diverso en necesidades e intereses: viajes, innovación, entretención, deportes, cuidado del medio ambiente, etc… las cuales se denominarán O-Life, O-LAB, O-Club y O-Sport y  que formarán el ecosistema OMODA.

Rápida internacionalización

El año pasado OMODA comenzó su expansión por el mundo, introduciéndose en más de 20 mercados como Kuwait, Israel, Turquía y Australia y su objetivo es llegar a 80 países y regiones en todo el mundo.

Este 2023 se acaba de lanzar de manera oficial en el mercado mexicano y posteriormente llegará a otros países de Latinoamérica, como Chile, durante el segundo semestre.

Y lo hará de la mano del SUV OMODA C5, que sienta las bases de una nueva marca con identidad propia y estilo. Tiene como inspiración de origen el lenguaje futurista de diseño “Art In Motion”, que se hace acompañar de tecnología de última generación, conectividad y seguridad.

Este modelo es un crossover del segmento C, que mide 4,40 metros de largo y 2,63 metros entre ejes.

Todo ello acompañado de los componentes de la mejor calidad (Intel, Benteler, Bosch y Magna, entre otros). De hecho, la fabricación del OMODA C5 se hizo pensando en los estándares europeos.

Su lenguaje de diseño, Art In Motion, refleja el equilibrio entre el movimiento y la quietud, las luces y sombras, proporcionando un espacio de viaje más libre y moderno. El arte en movimiento se convierte así en un lenguaje de diseño vanguardista, que es el que mejor se adapta a los jóvenes de la nueva era.

Con la proporción de Pitágoras, el diseño del OMODA C5 consiguió que la relación altura-anchura sea perfecta, resultando un modelo que destaca por su belleza. Mientras que las luces y sombras fluidas, como el grabado de un artista, perfilan la afilada línea de la cintura y crean líneas con un fuerte sentido de la fuerza y el movimiento.

En el OMODA C5 esto se refleja en su parrilla sin marco con diseño paramétrico e inspirado en diamantes. Junto a ella hay unas finas luces DRL LED que se unen a través de una barra cromada, justo por debajo del nombre de la marca que está puesta en el capó y dos proyectores cuadrados para las luces principales.

Cuenta también con techo negro y pilares oscurecidos que le dan el toque bitono, mientras que su silueta destaca por una caída tipo “fastback”, y las luces LED traseras van unidas a través de una barra que se ilumina.

La parte trasera, en tanto, adopta un diseño de doble capa con alerón deportivo, así como luces LED X-through e intermitentes dinámicos, de gran belleza. Al mismo tiempo, el techo de la suspensión se suma al estilo deportivo.

El interior del OMODA C5 también es muy atractivo, gracias a su cuidada construcción y materiales de calidad, agradables al tacto, donde destacan la madera y el metal.

Las plazas delanteras fueron cuidadosamente diseñadas para ofrecer comodidad incluso en viajes largos. Ambos asientos tienen un diseño de butaca, con el cabezal integrado y ajuste lateral del cuerpo. La versión Confort tendrá ajustes manuales, mientras que las dos Luxury ofrecerán ajuste eléctrico y climatización de asientos.

Respecto del tablero, éste está dominado por un gran panel digital en formato horizontal, que incluye las pantallas del cuadro de instrumentos de 10,25” y del sistema multimedia del mismo tamaño. Ofrece soporte para Smartphones (Apple CarPlay y Android Auto) y sistema de reconocimiento por voz de serie, así como un audio Sony con 8 parlantes, según versión.

La consola central es alta y en ella se incluyen dos posiciones para carga inalámbrica de teléfonos, la palanca de cambios, freno de mano eléctrico y dos posavasos.

En cuanto a la seguridad, el OMODA C5 es todo un referente, que incluye la generación 4.0 del paquete de asistencias avanzadas de conducción del Grupo Chery y un completo equipamiento, que incorpora 6 airbags, sensores delanteros y traseros de serie.

Gracias a ello, cuenta con algunas de las certificaciones más exigentes a nivel mundial que así lo acreditan, como la máxima puntuación (cinco estrellas) en las pruebas de choque Euro NCAP.

El OMODA C5 estará disponible en Chile en tres versiones. Con el equipamiento Confort y el primer Luxury se ofrecerá un motor gasolinero de cuatro cilindros de 1.5 litros turbo, que genera 145 Hp de potencia y 194 Nm de par, acoplado a una caja CVT, que puede emular nueve velocidades.

Con el paquete más alto estará disponible un motor 1.6 Turbo con inyección directa, que eroga 183 Hp y 290 Nm, acoplado a una transmisión de doble embrague y siete marchas.

Planes para Chile

Tras la llegada de OMODA, la filial también planea traer la marca JAECOO al mercado nacional para fines de este año, que está especializada en vehículos todoterreno.

El Country Director de OMODA Chile, Sam Zhang agregó que los planes de expansión en Chile son ambiciosos. Buscarán alcanzar una participación de mercado en torno al 1% entre ambas marcas en el primer año y en los próximos se pretende captar gradualmente entre 5% y 7%.

Asimismo, el ejecutivo estima que podrían alcanzar un volumen de ventas de cinco mil unidades en el primer año para las dos marcas y en los próximos se pretende llegar gradualmente a las 25 mil o 35 mil unidades.

“Tenemos un atractivo mix de productos que nos permitirá posicionarnos como líderes del mercado y trabajaremos para cumplir este objetivo a corto plazo, invirtiendo agresivamente en marketing, red de Concesionarios y servicio de posventa para brindar una experiencia única e integral a los clientes chilenos”, agregó el Country Director de OMODA Chile.