OBTÉN LA CIUDADANÍA EUROPEA INVIRTIENDO EN UNA PELÍCULA PROTAGONIZADA POR ANTONIO BANDERAS

0
105

A través del programa “Golden Visa”, Portugal ofrece la posibilidad de obtener la ciudadanía europea  a cambio de una transferencia de capital a producciones artísticas, de recuperación o mantenimiento del patrimonio, lo que hoy es una alternativa altamente atractiva ante inminentes cambios al programa de la Golden Visa del país luso

El programa “Golden Visa” de Portugal, que ofrece ciudadanía a cambio de inversión y fue creado originalmente como un plan para estimular la economía del país. Este año fue objeto de un  intenso debate en el parlamento luso, que concluyó con el proyecto de ley “Mais Habitação”, que apuntaba a modificar la ley, eliminando la opción de conseguir el pasaporte europeo, mediante inversión inmobiliaria.

El presidente Marcelo Rebelo de Sousa dio veto a la ley el mes pasado, enviando la propuesta de ley de vuelta a la Asamblea de la República, lo que otorga una ventana de tiempo a los inversionistas, de al menos 2 meses, para acceder al programa más atractivo de Europa para obtener la ciudadanía europea.

Pese a esta demora en la promulgación, se espera que este año se concreten los cambios al programa “Golden Visa”, que ha otorgado pasaporte portugues y con ello el acceso a los derechos de un ciudadano de la Unión Europea a miles de extranjeros y a sus familias. A la vez, el programa portugués ha logrado atraer hasta la fecha inversiones por más de 7 mil millones de euros, de los cuales más del 70% se ha destinado a la compra de bienes raíces.

El atractivo del programa luso es la flexibilidad de ofrecer la ciudadanía, sin requerir que los inversionistas tengan que dejar su país de origen, sólo necesitan visitar el país durante 7 días por año, durante 5 años.

Si bien existen varios caminos para conseguir la Golden Visa, el nuevo atractivo para los inversionistas latinoamericanos es la transferencia de capital a la producción artística, recuperación o mantenimiento del patrimonio cultural nacional. Esta modalidad exige un monto igual o superior a 250 mil euros, que puede ser todavía menor, si se trata de una zona de baja densidad.

“Portugal es una gran ventana para los chilenos y extranjeros de todo el mundo para obtener la visa europea y con el contexto actual la vía cultural toma gran relevancia, ya que quizás la opción inmobiliaria dejará de existir en los próximos meses. Además, la inversión privada en cultura es muy fuerte en el extranjero. De hecho, hoy está en proceso el levantamiento de inversionistas para una película de un director portugués donde actúa Antonio Banderas y que requiere 8,2 millones de euros”, comenta Matías Aguayo, Business Developer de AIM Global, la agencia de movilidad internacional afiliada del estudio Apparcel Uriarte Abogados.

Si bien este tipo de inversiones de bajo costo presumen cierto riesgo, como por ejemplo que se cancele la producción, los expertos del sector afirman que eso rara vez sucede y que una mega producción de este estilo suele tener buenos resultados. Se trata de una excelente oportunidad para la mayoría de los inversionistas que están buscando conseguir la ciudadanía europea y el pasaporte a través de la Golden Visa, sin tener que mudarse a Portugal.

Para poder calificar, junto a su grupo familiar, los inversionistas solo necesitan visitar el país durante 35 días a lo largo de cinco años, lo que lo convierte en un programa único en la región. En contraste, el programa español exige vivir en el país durante 18 meses en un período de dos años. Una vez que se obtiene la Golden Visa portuguesa, los titulares tienen derecho a vivir, trabajar y estudiar en Portugal y a viajar libremente por los 27 países del espacio Schengen.

Contáctate aquí: https://goaimglobal.com/contacto/