INCLUSO CON EL MERCADO A LA BAJA, JMC GRAND AVENUE RESULTA UN ÉXITO EN VENTAS

0
131

CON MÁS DE 90 UNIDADES PATENTADAS, LA MARCA AGOTÓ DE FORMA INMEDIATA SU PRIMER EMBARQUE.

JMC, representada en Chile por astara, marca china líder en innovación relacionada al mundo de los vehículos comerciales realizó durante Octubre el lanzamiento de Grand Avenue, su nuevo modelo desarrollado en conjunto con Ford, la cual ha sobrepasado las estimaciones de ventas que tenía la marca, agotando de forma inmediata su primer embarque, mientras que el segundo stock que viene por vía marítima, ya se encuentra asignado a los concesionarios.

El primer punto que llevó a esta camioneta a destacar frente a la gama anterior de JMC es su diseño, el cual resulta moderno, robusto y propositivo, con unas formas reconocibles y funcionales. Su frontal impone presencia, mientras que en el lateral, las llantas de 17 pulgadas no resultan exageradamente grandes, lo que permite un andar cómodo gracias al perfil de sus neumáticos. Además, si el usuario desea reemplazar los neumáticos por un dibujo más off road, el diámetro de las ruedas permite realizarlo sin ninguna complicación.

La zona trasera goza de tener una de las cajas de carga más grandes de su segmento, con muros altos y dimensiones aprovechables. El portalón cuenta con amortiguador hidráulico para permitir una suave apertura y la capacidad de carga es de 800 kilos.

Sin embargo, es en su habitáculo donde el espacio, la calidad y el equipamiento nos permiten disfrutar de cada trayecto, gracias al eficiente uso de las dimensiones interiores, el diseño bien pensado para la colocación de cada mando y la distribución de los portaobjetos. 

Todos los ocupantes gozan de butacas revestidas en ecocuero, aire acondicionado y conexiones inalámbricas para Android Auto y Apple Carplay, lo que eleva la comodidad de viaje a un nivel superior. La suspensión y el comportamiento del chasis permiten que Grand Avenue goce de un sofisticado comportamiento incluso sin carga, alejándose del prejuicio que aqueja a las pick ups cuando van sin peso. No es en absoluto una camioneta saltarina.

Las plazas traseras permiten acomodar a 3 ocupantes con gran espacio para hombros, pies y cabeza, ofreciendo apoyacabezas y cinturón de 3 puntas para cada uno de los pasajeros, además de 2 anclajes Isofix para sillas infantiles.

El motor marca un punto de inflexión, gracias a su desempeño y certificación de confiabilidad. El 2.3 turbo diésel produce 174 HP y 445 NM de torque desde las 1500 RPM, su distribución es por cadena y cuenta con una garantía de por vida, algo inédito en vehículos comerciales. Esto permite un andar ágil y unos consumos contenidos. Cabe destacar que la garantía para el resto de la camioneta es de 5 años o 100.000 kms.

El motor puede asociarse a una transmisión manual de 6 relaciones o una automática ZF 8HP de 8  relaciones y convertidor de par, la cual es una garantía de calidad absoluta, ya que gestiona a la perfección el gran empuje del motor, ya sea en versión 4×2 o 4×4 con caja reductora.

Grand Avenue llegó para posicionar a JMC en un nuevo nivel y todos quienes han podido probar este nuevo modelo han comprobado todo el desarrollo que JMC llevó a cabo con más de 1.000.000 de kilómetros en pruebas. Lo cual se ha comprobado en las cifras de ventas obtenidas, con la versión tope de gama 4×4 con caja automática siendo el producto más vendido.