LA SALUD MENSTRUAL YA NO ES TABÚ GRACIAS A LA TECNOLOGÍA

0
37

Por Catalina Undurraga, Enfermera consultora de Livia.

Históricamente, la salud menstrual ha sido un tema tabú en Chile, y según un informe del Sernac (2022), el 66% de las mujeres en edad fértil sobre 16 años, están buscan algún tipo de tratamiento para aliviar los dolores menstruales,  no menor es que un 40% experimenta niveles de dolor intensos. Estos datos reveladores subrayan la necesidad de abordar de manera efectiva e innovadora la salud menstrual.

Hoy más que nunca, la tendencia es a no tomar demasiados analgésicos y optar por formas de alivio que no causen impacto al cuerpo.  Nuestras madres o abuelas o incluso nosotras, acudimos al guatero con agua caliente, algunas los prefieren con semillas, otras incluso frenan sus actividades diarias y esperan acostadas a que el dolor cese. Es tanto el impacto que un grupo de parlamentarios propuso un proyecto de ley que le de derecho a las personas menstruantes a que tengan permiso de uno a tres días por los dolores.

Gracias a los avances de la tecnología, como por ejemplo el dispositivo Livia, las mujeres pueden acceder a distintos dispositivos para aliviar sus dolores mes a mes, dejando un poco de lado la analgesia, que según estudios, las mujeres pueden llegar a gastan alrededor de $3.000 pesos en productos de analgesia de manera mensual para calmar los dolores menstruales, lo que además puede ocasionar otros males como úlceras estomacales.

Es así como las mujeres podemos contar con soluciones tecnológicas que nos ayudan a aliviar los dolores, seguir con nuestra vida diaria y dejar de lado la analgesia. Lo bueno de todo esto es que la tecnología de alivio de dolores menstruales está aprobada por distintos organismos de salud, lo que hace que sean 100% seguros para nosotras.

Debemos visibilizar que la salud de la mujer es un ítem importante para la salud pública y que los dolores menstruales, que solo nosotras sufrimos, son un tema importante para abordar, tanto así que gracias a la tecnología hoy se están resignificando.