IMPORTANCIA DE LA PREPARACIÓN DE LAS EMPRESAS CHILENAS ANTE LA NUEVA LEY DE DELITOS ECONÓMICOS

0
42

Para adaptarse a las nuevas exigencias de la Ley de Delitos Económicos, las empresas chilenas deben llevar a cabo una serie de acciones estratégicas como: Evaluación de riesgos, actualización de políticas y procedimientos, capacitación continua e implementación de Sistemas de Control: Establecer sistemas de control internos robustos y efectivos que permitan detectar y prevenir actividades ilícitas.

Con la reciente promulgación de la nueva Ley de Delitos Económicos en Chile, se hace imperativo que las empresas se preparen adecuadamente para cumplir con las nuevas normativas. Esta legislación, diseñada para fortalecer la lucha contra los delitos financieros, no solo busca proteger a los consumidores y a los inversores, sino también elevar los estándares de las prácticas empresariales a nivel nacional e internacional. Sin embargo, la implementación de esta ley presenta varios desafíos, especialmente para los equipos de compliance dentro de las organizaciones.

Frente a lo anterior, las empresas correspondientes a sectores altamente regulados, deberán prepararse desde ya para cumplir con la nueva Ley 21.595.

Ricardo Muñoz, CTO de X-Company, quienes lanzaron la plataforma de compliance Xpert, dijo que “la transición hacia un entorno más regulado exigirá que las empresas adopten diversas herramientas tecnológicas, incluyendo soluciones avanzadas de inteligencia artificial, para mejorar la prevención de los nuevos delitos económicos.  Además sumó que “estas tecnologías serán esenciales en la capacidad de las empresas para anticipar y detectar los riesgos asociados con estas actividades ilícitas, asegurando así el cumplimiento normativo y reforzando sus sistemas de control.

Es así como estas tecnologías permitirán a las empresas monitorear, analizar y gestionar grandes volúmenes de datos para detectar posibles infracciones antes de que se conviertan en problemas legales. Muñoz explicó que “las empresas en Chile han tenido tiempo para prepararse con al menos 13 meses de anticipación antes de que las modificaciones de la ley 20.393 entren en vigor el 1 de septiembre del 2024. Este periodo de tiempo es fundamental para que éstas implementen las modificaciones necesarias para cumplir con los estándares de compliance que demanda la nueva ley.”

Además, “los equipos de compliance,  deberán liderar la actualización de políticas internas y asegurarse de que todos los colaboradores de la empresa comprendan las nuevas normativas, una tarea que implica no solo conocimiento técnico, sino también habilidades en gestión del cambio”, aseguró el experto.

La adopción de tecnología avanzada, como la IA,  no solo facilitará el cumplimiento de la ley sino que también mejorará la eficiencia operativa y la gestión de riesgos y ayudar a todas las empresas a mantener auditorías internas más eficientes, elementos fundamentales para cualquier proceso de due diligence y para prevenir posibles sanciones.