MIEDOS COMUNES EN LOS HOMBRES A LA HORA DEL SEXO ¿CÓMO SUPERARLOS?

0
240

A pesar de que el sexo es uno de los pensamientos que más retumba en los hombres, cabe resaltar que cuando llega el acto sexual muchos se asustan por algunos factores, los cuales pueden ser físicos o mentales en donde el propio cerebro hace una mala jugada y terminan sobre pensando en lo malo que puede pasar. El sexo es una práctica casi que necesaria y, por lo tanto, todos los seres humanos debemos disfrutarlo sin miedos ni tabús, por esta razón presentamos algunos de los miedos más usuales de los hombres al momento de tener relaciones sexuales, y por supuesto, como superarlos de manera asertiva tanto si estamos con nuestra pareja o con lindas kinesiologas peruanas.

El modelo que se ha creado del hombre a lo largo de los años claramente es una imagen de alguien fuerte, valiente, con pocas emociones y con un apetito sexual constante, a este prospecto masculino ha contribuido la historia, las creencias, el contexto social y el contenido para adultos o también llamada pornografía, mostrando así a los hombres con pene inmenso, cuerpo definido y con la capacidad de tener encuentros sexuales largos y con éxito total. Estos patrones han entrado a la mente de los hombres y algunas mujeres generando así estándares que muchas veces están alejados de la realidad, como consecuencia esto termina por empujar a las personas y parejas a un abismo lleno de inconformidad y frustración.

Una realidad demostrada por estudios es que gracias a la cultura de la pornografía casi el 65% de los hombres piensa en su rendimiento sexual y el tamaño de su pene a la hora de mantener encuentros íntimos, lo cual puede llegar a generar estrés, debido a estos complejos antes mencionados muchos prefieren contratar servicios sexuales con escorts en Stgo. en donde no se les juzga por su físico y en algunos casos ni tienen que preocuparse por su rendimiento en los encuentros.

Disfunción y precocidad

A la hora de tener relaciones esta es otra de las preocupaciones que tienen los caballeros, según un estudio el 83% de las personas encuestadas manifestaron problemas de eyaculación precoz, 73% perdieron la erección al momento de la penetración, esto comprueba que en la vida del hombre este es un factor absolutamente normal y que se debe tener en cuenta sin afectar el ego o la masculinidad, por lo contrario, es importante conocer el funcionamiento de la sexualidad para no caer en la disconformidad. Los encuentros de intimidad son un espacio de placer y goce, las buenas experiencias le dan al cuerpo las hormonas necesarias para sentir satisfacción y felicidad; sin embargo, las malas vivencias pueden hacer que cada encuentro nuevo sea un momento lleno de tensión y estrés convirtiéndose en un problema mayor.

Dificultad en la comunicación varonil

Otro factor que complica el manejo de estas situaciones en la vida de los hombres es comunicar lo que ocurre, y es que muchas veces es más fácil dejarlo pasar que hablarlo, raramente escuchamos a que se quejen o le tengan miedo a algo, cuando van a terapia por algún tema sexual no siempre lo dicen de manera directa. En una sociedad como la nuestra este tipo de situaciones suelen ser una burla, las cuales complican estas posturas, el hombre emocionalmente es más vulnerable de lo que la sociedad cree, una solución para iniciar este tipo de conversaciones sin sentirse juzgado es fortalecer vínculos de amistad sanos en donde se puedan generar espacios para demostrar sentimientos y emociones.

Los químicos y la mentalidad

Al pensar en sexo es inevitable que la mente no vuele hacia los genitales, sin saber que el cerebro es el maestro en esta orquesta, el desempeño sexual depende directamente del equilibrio mental, el cerebro puede percibir el sexo como algo amenazante al practicarlo durante un episodio de estrés, liberando así mayores niveles de cortisol, la hormona encargada de esto. Un dato que probablemente no sabías es que el cortisol tumba las erecciones, ya que el sistema cardiovascular detecta que la persona está en peligro y no en una situación de placer. Por lo contrario, cuando el organismo interpreta que si está en una situación placentera envía dopamina, serotonina y oxitocina hacia todo el cuerpo. Una solución para este problema es intentar rutinas sexuales diferentes en donde se puede experimentar con diferentes partes dejando como punto final las genitales.