LASAÑAS DE UN KILO Y PASTAS DE 600 GRAMOS: EL DELIVERY QUE PROMETE DEJAR CONTENTOS A LOS FANÁTICOS DE ESTOS PLATOS

0
104

Con despachos en Ñuñoa, La Reina, Las Condes y Providencia, con proyecciones de llegar a toda la capital comenzará a operar La Glotonería, empresa especializada en delivery de pastas frescas que funciona con la modalidad de Dark Kitchen.

“Cuando pedíamos comida a la casa, nos dimos cuenta que cada vez estaba más caro, de porciones más pequeñas y bajando exponencialmente la calidad”: así de tajante fue la evaluación que dio Gonzalo Vega sobre los delivery.

El ingeniero en alimentos, con 15 años de experiencia en la industria, sintió que algo tenía que cambiar, razón por la cual creó, junto a Tracy Dunstan, una empresa que combina los tres mejores mundos en la comida a domicilio: producto rico, precios convenientes y abundante.

Fue así que nace La Glotonería, una empresa comercializadora de pastas frescas. Sin embargo, el camino no ha sido fácil: después de haber levantado más de USD $1 millón con otros emprendimientos a través de inversionistas ángeles y el fondo de Corfo en los últimos 10 años, las empresas no pudieron seguir adelante debido a la pandemia.

La nueva iniciativa se enfoca en el delivery y la producción de pasta fresca, contando con el apoyo de un inversionista ángel que confió en los emprendedores con un aporte inicial de 50 mil dólares.

Para comenzar, La Glotonería tendrá despachos en Ñuñoa, La Reina, Las Condes y Providencia, con proyecciones de llegar a toda la capital, las que serán con las aplicaciones GetJusto, Rappi y PedidosYa, para luego abrir operaciones en Uber Eats.

Buen tamaño y buen precio

La especialidad de la casa son las pastas frescas, las que, según los socios, las pocas y nulas opciones que existen en delivery no tienen las mejores calificaciones.

En su abanico de productos se encuentran tres tipos de pasta (Fetuccini, Spaguetti y Gnocchi) con salsa a elección (pesto, bolognesa, alfredo, la salsa de la casa la glotonería o la opción con champiñones para los vegetarianos), así como dos tipos de lasaña de un kilo cada una: bolognesa o champiñones. Las opciones de pastas, en tanto, consideran 400 gramos de ésta, junto a 200 gramos de salsa.

“Tenemos también porción de papas duquesas que siempre son bien recibidas, o la posibilidad de ensalada fresca con dressing especial de autor.”, aseguran.

“Buscamos a los amantes de las pastas que estén aburridos de pagar altos precios por platos pequeños o de mala calidad”, agregan.

Dark Kitchen

El trabajo de La Glotonería se realiza a través de las Dark Kitchen, espacios donde los restaurantes realizan la preparación de sus productos, los cuales son vendidos a clientes finales única y exclusivamente mediante las aplicaciones de delivery, sin contar con atención directa a público, por lo que no cuentan con espacio de atención directa, ocupándose sólo de la producción.

El concepto, nacido en 2014 en Singapur y Reino Unido, llega a Chile en 2019 y hoy ya existen varios en la Región Metropolitana.

“Vimos las ventajas de las Dark Kitchen, que son cocinas fantasmas donde sólo cocinas, así no perdemos todo el tiempo que lleva un restaurant, que es muy absorbente, y así dedicamos tiempo al negocio”, esgrime Gonzalo Vega.

Con esta modalidad se busca bajar costos, con cocinas de entre 12 y 20 metros cuadrados en promedio.

“Los restaurantes son sumamente tediosos y demandantes, con costos muy altos, alta rotación de personal, mermas, robos y otros contras, que con esta modalidad buscamos evitar”, comenta Dunstan.

El abaratar costos en esta modalidad trae, además, beneficios directos a los clientes finales, con precios más bajos que en un restaurant.