SANTIAGO CENTRO: COMPRAR AHORA Y RENTABILIZAR DESPUÉS

0
91

Por Cristián Martínez, fundador de Crece Inmobiliario, Ingeniero Comercial, Magister en Administración de Empresas de IEDE y Master de Administración de Empresas en la Universidad de LLeida

En los últimos cuatro años, el casco histórico de Santiago ha sido testigo de una tendencia preocupante: una constante disminución en los precios de venta y arriendo de propiedades, así como en las transacciones comerciales. Este fenómeno, que comenzó con el estallido social, ha sido recientemente corroborado por un estudio realizado por la consultora inmobiliaria Colliers.

Si bien estas cifras podrían suscitar inquietudes en algunos, para los inversionistas astutos representan una oportunidad de oro que no debe pasarse por alto.

Hay un dicho en el mundo de la inversión que reza: “el mejor momento para invertir fue ayer, el segundo mejor momento es hoy y el tercero es mañana”. En otras palabras, el pasado ya no puede cambiarse, pero el presente nos ofrece la posibilidad de actuar y generar patrimonio. Hoy en día, nos encontramos en una posición ventajosa para hacer precisamente eso.

El año pasado terminó con un stock cercano a las 100 mil unidades inmobiliarias, disponibles para la venta en todo Chile, y en todo el 2023 se vendieron 60 mil. Esta discrepancia entre la oferta y la demanda ha llevado a que las inmobiliarias se vean en la necesidad de liquidar su stock, ofreciendo descuentos, flexibilizando condiciones de pago e, incluso, financiando el pie de la propiedad. Además, se están implementando estrategias como el arriendo con opción de compra y la entrega de unidades amobladas, todo con el objetivo de atraer a inversores interesados en obtener un retorno significativo.

Los precios de las propiedades han experimentado una caída notable, llegando en algunos casos a reducirse entre un 18% y un 20% por metro cuadrado, en comparación con años anteriores. Esta situación no solo brinda la oportunidad de adquirir propiedades a un costo más bajo, sino que también, garantiza un margen de ganancia considerable tanto a corto como a largo plazo.

Es importante destacar que esta ventana de oportunidad no durará para siempre. A medida que se vaya reduciendo el exceso de stock y la demanda comience a superar a la oferta, los precios inevitablemente volverán a subir. Además, factores como la restricción en la obtención de créditos hipotecarios debido a los estancados ingresos y el aumento del desempleo pueden limitar aún más la capacidad de compra de la población, lo que convierte a los inversionistas en actores clave para proporcionar soluciones y beneficios a aquellos que no pueden acceder a la propiedad por medios tradicionales.

El momento actual presenta una oportunidad única para aquellos que deseen ingresar al mercado inmobiliario de Santiago Centro. Los descuentos, las condiciones favorables de financiamiento y el potencial de ganancia futura, hacen que esta sea una coyuntura que no debe desaprovecharse.

Quienes estén dispuestos a actuar con decisión y visión a largo plazo podrán cosechar los frutos de su inversión en los años venideros. En el mundo de los negocios, la clave está en reconocer y capitalizar las oportunidades cuando se presentan.

www.creceinmobiliario.com

Linkedin Cristián Martínez