7 RECOMENDACIONES EN LA IMPLEMENTACIÓN DE LEY KARIN PARA LAS ORGANIZACIONES

0
84

Randstad, dio a conocer las 7 recomendaciones sobre Ley Karin para las organizaciones, identificadas por los expertos en gestión del talento. Esto, debido a que Chile da un paso importante en la protección y prevención igualitaria ante casos de acoso en el ámbito laboral con la promulgación de la Ley N°21643, conocida como Ley Karin, en honor a Karin Salgado, víctima de acoso laboral y quien se quitó la vida en 2019. Esta ley, que entrará en vigencia el próximo 1 de agosto, garantiza una protección y prevención igualitaria ante casos de acoso en el ámbito laboral, abarcando tanto el sector público como el privado y las Fuerzas Armadas.

Esta normativa representa un hito en el Código del Trabajo de Chile al abordar de manera integral la prevención, investigación y sanción del acoso laboral, sexual o de violencia en el trabajo. Su objetivo es crear un ambiente laboral seguro, libre de violencia y con un enfoque de género que promueva la equidad y la igualdad de oportunidades para todos los trabajadores.

Sin embargo, datos del Primer Informe de Equidad Empresarial y Buen Gobierno, revelan que aún queda un camino por recorrer en esta materia. Según el informe, el 12,5% de las empresas declara no contar con políticas de prevención para gestionar el acoso laboral y sexual. Además, el 35% no cuenta con programas de capacitación en la materia y el 32,5% carece de programas de capacitación en acoso sexual. Estos números evidencian la necesidad de fortalecer las medidas de prevención y capacitación en las empresas para erradicar estas prácticas y promover entornos laborales seguros y respetuosos.

Los comportamientos de intimidación abarcan desde insultos verbales y exclusión social, hasta sabotaje del trabajo de la víctima, abuso sexual y agresión física. La manipulación y la provocación también son parte de la dinámica del acoso. Además, el ciberacoso ha emergido como una nueva forma de acoso en el entorno laboral. 

Frente a este panorama Miguel Capurro, Director de Capital Humano de Randstad en Chile, Argentina y Uruguay, explica que “ El acoso laboral es un problema serio que afecta no solo la salud y el bienestar de los trabajadores, sino también la cultura de una empresa. En cualquier organización, es fundamental crear un entorno de trabajo donde las personas se sientan seguras y respetadas. Para esto, se deben implementar políticas claras y tomar medidas decisivas para prevenir y abordar cualquier forma de acoso, asegurándose de que la fuerza laboral se sienta valorada y protegida”.

Randstad, dio a conocer las 7 recomendaciones sobre Ley Karin para las organizaciones, identificadas por los expertos en gestión del talento.

Políticas, protocolos e investigación:

Las organizaciones deben establecer y comunicar políticas claras contra el acoso laboral y procedimientos específicos para abordar estos casos. Las investigaciones son cruciales para garantizar un entorno laboral seguro y libre de acoso. Estas investigaciones deben ser llevadas a cabo de manera exhaustiva, imparcial y con un enfoque de género, asegurando la confidencialidad y protección de todas las partes involucradas.

Capacitación y Sensibilización:

Implementar programas de capacitación continua para todos los niveles de la organización. Estas formaciones focalizadas y con perspectiva de género deben incluir la identificación de señales de acoso, los procedimientos a seguir y la importancia de un entorno de apoyo.

Creación de espacios seguros y confidenciales:

Proveer espacios seguros donde los trabajadores puedan reportar casos de violencia de manera confidencial y recibir el apoyo necesario. Es vital que estos espacios sean gestionados por personal capacitado en el manejo de situaciones sensibles.

Apoyo psicológico y legal:

Ofrecer acceso a servicios de apoyo psicológico y asesoría legal para las víctimas. Facilitar la conexión con organizaciones externas, que puedan proporcionar asistencia adicional, es también una práctica recomendada.

Flexibilidad Laboral:

Introducir políticas de flexibilidad laboral para las víctimas de acoso laboral. Esto puede incluir opciones de teletrabajo, horarios flexibles y permisos especiales para que puedan atender sus necesidades personales y legales sin afectar su estabilidad laboral.

Comunicación abierta y transparente:

Fomentar una cultura de comunicación abierta donde los colaboradores se sientan cómodos hablando sobre sus experiencias sin temor a represalias. Los líderes deben modelar esta transparencia y estar disponibles para escuchar y apoyar a sus equipos.

Monitoreo y evaluación continua:

Realizar evaluaciones periódicas de las políticas y procedimientos implementados para garantizar su efectividad. Incluir retroalimentación de los trabajadores es crucial para ajustar y mejorar las medidas de apoyo y prevención de manera continua.

“Si bien muchas empresas permiten la presentación de quejas de forma anónima y cuentan con sistemas digitalizados, estas investigaciones presentan un desafío significativo para los departamentos de recursos humanos y áreas legales. Es esencial que los líderes de la organización reflejen consistentemente los valores de la empresa y las expectativas establecidas. La alineación y el compromiso de toda la organización son cruciales para abordar y resolver los casos de acoso laboral de manera efectiva”, añade Capurro.