CÁMARAS DE VIDEOVIGILANCIA: UNA HERRAMIENTA ESENCIAL PARA EL CUIDADO DE LAS PERSONAS DE LA TERCERA EDAD

0
43

La integración de tecnologías avanzadas,  está revolucionando el cuidado de las personas mayores, proporcionando mayor seguridad, tranquilidad y mejorando la calidad de vida de los más grandes de esta sociedad. Estas innovaciones permiten una supervisión continua y eficiente, previniendo incidentes y asegurando un entorno protegido y autónomo para nuestros seres queridos.

En una era donde la tecnología avanza a pasos agigantados, las cámaras de videovigilancia se están convirtiendo en una herramienta crucial para el cuidado y la protección de las personas de la tercera edad. Estas innovaciones tecnológicas no sólo proporcionan seguridad, sino que también, “contribuyen significativamente a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y a ofrecer tranquilidad a sus familias” dijo el CEO de Clickhouse, Mauricio Montiel.

El aumento en la esperanza de vida y la creciente población de adultos mayores han planteado nuevos desafíos en el ámbito del cuidado. “Las cámaras de videovigilancia, instaladas tanto en hogares como en residencias especializadas, permiten una supervisión continua y eficiente (a través de aplicaciones de celular), reduciendo riesgos y mejorando la respuesta ante emergencias”, explicó Montiel.

Algunos de los beneficios de contar con este tipo de tecnología para el cuidado de las personas de la tercera edad son:

1.- Seguridad y protección: Las cámaras permiten monitorear en tiempo real las actividades de los adultos mayores, detectando caídas, accidentes u otras situaciones de riesgo. Esto facilita una intervención rápida, lo cual es crucial en caso de emergencias médicas.

2.- Tranquilidad para las familias: Los familiares pueden acceder a las imágenes en vivo o grabaciones a través de dispositivos móviles, proporcionando una mayor tranquilidad al saber que sus seres queridos están bien cuidados y supervisados.

3.- Prevención de maltratos: La videovigilancia actúa como un disuasivo contra el abuso y maltrato, ya que los cuidadores y el personal de las residencias saben que están siendo monitoreados.

4.- Seguimiento de rutinas y medicación: Las cámaras ayudan a asegurar que los adultos mayores sigan sus rutinas diarias y tomen su medicación a tiempo, lo cual es esencial para el manejo de condiciones crónicas.

5.- Autonomía y calidad de vida: Al permitir una supervisión discreta, las cámaras ayudan a mantener la independencia de los adultos mayores, permitiéndoles vivir en sus propios hogares durante más tiempo.