COLGRAM DISEÑA CALZADO HECHO CON MATERIAL RECICLADO

0
162

Colloky produce calzados con fibra de botellas plásticas en su manufactura, cada uno de los cuales evita el desperdicio de dos envases.

Opaline, otra marca de Colgram, fabricó una colección con un 60% de algodón orgánico, una fibra natural que se produce sin uso de pesticidas y fertilizantes químicos sintéticos. 

La firma de calzado y vestuario infantil Colloky, destacó sus avances en el uso de materiales de reciclado en su manufactura en el contexto del mes de la Tierra, una jornada que promueve un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Se estima que cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques; y un millón de especies se encuentran amenazadas. 

Desde el verano 2022 que la tradicional firma nacional de vestuario y calzado infantil trabaja en cápsulas de fibra de botella. En la última temporada estival incorporaron además una zapatilla de lona que usa algodón reciclado de preconsumo en un 65% del total de materiales que requiere cada unidad. Su objetivo es ayudar a eliminar desechos que irían directamente al ambiente, como parte de su iniciativa #CuidemosAlPlaneta.

Asimismo, en su colección de invierno 2023 Colloky lanzó su nueva versión de las zapatillas deportivas C74, también con fibra de botella plástica; mientras que en su línea Lifestyle usó una lona con 100 % algodón reciclado preconsumo, ecocuero 50% poliuretano convencional y 50% poliéster reciclado post-consumo. 

“El cuidado del planeta, es una prioridad para la mayoría de las personas, sobre todo para las nuevas generaciones, donde están nuestros actuales y futuros clientes. Como líder del mercado, Colloky debe cumplir con las expectativas de sus clientes y ser una marca innovadora en el mundo infantil, por eso desarrollamos un producto hecho en base a material plástico de botella, contribuyendo a descontaminar los océanos”, explica Camila Peñafiel, gerente de marketing corporativo de Colgram, firma creadora de las marcas de vestuario y calzado infantil Colloky y Opaline.

Opaline, en tanto, también experimenta esta tendencia a través del uso de algodón orgánico en vestuario e una de sus colecciones (cerca de un del total de materiales de cada prenda 60%), una fibra natural que se produce sin el uso de pesticidas y fertilizantes químicos sintéticos. En lugar de eso, se utilizan métodos naturales como la rotación de cultivos, el compostaje y el control biológico para proteger el cultivo de algodón de las plagas y enfermedades.

“Entre las propiedades del algodón orgánico se cuenta que es un material textil más suave y cómodo para la piel, Es más duradero, respetuoso con el medio ambiente, hipoalergénico y más transpirable que otras telas. En resumen, el algodón orgánico es una excelente opción para los bebés,  que buscan ropa suave, cómoda y sostenible”, señaló la ejecutiva de Colgram. 

Cuidado del planeta, una prioridad

Desde la empresa chilena proyectan aumentar en cada temporada la cifra de materiales reciclados que se emplean para la manufactura de vestuario y calzado en Colloky y Opaline. Para ello, se encuentra en permanente investigación de las opciones que presenta el mercado y de la viabilidad de utilizarlas, según adelantó Peñafiel. 

La industria de la moda es uno de los sectores que se está viendo más desafiado en el contexto del cambio climático, tanto para avanzar hacia la disminución de emisiones de carbono como para aprovechar las oportunidades en el ámbito de la economía circular. Un reciente informe de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo alertó sobre la importancia de garantizar que la ropa se fabrique de la manera más sostenible y ética posible.